domingo, septiembre 25, 2022
- Publicidad -spot_img

-Publicidad-

Ven a Andalucía

También te puede interesar

Antonio Martín Arjona: “De mi padre, nos queda su máxima de que hay que salir para aprender»

- Publicidad -

Grupo Abades es todo un referente en Andalucía con varias líneas de negocio y más de 1.500 empleados. Granada y Sevilla son sus centros de referencia, pero siempre con la idea de seguir creciendo ¿en qué punto se encuentra su expansión territorial? 

Somos un grupo empresarial muy centrado en el sector del turismo y en concreto en el mundo de los hoteles, hostelería y catering. Dentro de él estamos presente en toda Andalucía y en distintas comunidades autónomas: Castilla y León, Extremadura y Murcia. Nuestra idea es seguir expandiéndonos por la geografía nacional pero dentro de nuestro sector, que es lo que sabemos hacer. 

Un apartado muy interesante para nosotros como empresa es el de Administración y concesiones mediante la participación de concursos públicos. 

Utilizando la jerga deportiva, vamos “partido a partido”. La realidad, y sobre todo en estos momentos, es muy cambiante. No podemos plantearnos objetivos a largo plazo. Por supuesto que en nuestros planes figura la máxima de seguir creciendo, crear más empleo y riqueza, pero siempre bajo la perspectiva de Abades, con nuestra forma de hacer las cosas. 

Más que proyectos de futuro, te puedo comentar de algunas incorporaciones recientes al grupo y que desde hace mucho tiempo teníamos en mente. De esta forma ya pertenecen a la “familia Abades”: la Hacienda Los Azahares en Sevilla. Este inmenso espacio se sitúa a 127 metros sobre el nivel del mar, lo que le permite tener un excelente balcón donde se divisa el Aljarafe. Cuenta con jardines que recuerdan al parque de María Luisa y unos espaciosos salones para la celebración de eventos particulares y de empresas. Los Azahares pueden acoger eventos de hasta 2000 personas en su interior. También en la capital hispalense hemos adaptado Muelle 21, que sin dejar de ser un restaurante que puede acoger todo tipo de actos, ahora además, es una arrocería en la que degustar los apreciados arroces de la marisma sevillana. 

Por su parte en Granada, también contamos con la Huerta del Sello y el quiosco de Las Titas. Con estas nuevas incorporaciones queremos cubrir un sector del mercado que demanda la celebración de su evento en escenarios muy personales y peculiares. 

La Huerta del Sello está ubicada en la Vega granadina. Consta de un palacete neoclásico que es una verdadera joya arquitectónica. Sus salones pueden acoger hasta 800 personas y en el patio 600 asistentes. Los jardines, muy cuidados y acordes con el estilo de la casa, tienen capacidad para 2000 invitados. Su cómodo acceso y su amplio aparcamiento, lo hacen muy atractivo para la celebración de grandes eventos. 

En relación al quiosco Las Titas, todos sabemos que es un local estilo Art Nouveau ubicado en el Paseo del Salón y el Paseo de la Bomba. Es uno de los espacios imprescindibles de Granada y para Abades es un auténtico honor poder gestionarlo y entrar en el corazón gastronómico de los granadinos. 

La extensión de la red de áreas de servicio por otros puntos de España, (en Cádiz acabamos de colocar la primera piedra del área de servicios de Alcalá de los Gazules) y la apertura de nuevos Burger King, también figura en nuestros planes. 

Grupo Abades ha sufrido duramente la pandemia del coronavirus hasta el punto de que se ha acogido al Fondo de apoyo de solvencia a empresas estratégicas para garantizar su viabilidad económica. ¿Cómo son sus perspectivas actualmente? 

Cumplimos 30 años desde la apertura de Abades Loja. La empresa ha ido expandiéndose por diferentes líneas de negocio dentro del sector de la hostelería, hotelería y turismo en general. Evidentemente la pandemia y la crisis económica afectaron al sector turístico de forma especialmente grave. Nosotros como grupo empresarial no somos ajenos al contexto en el que nos movemos y el plan estratégico que nos sirve de guía se vio afectado en el sentido de que sufrió un atraso en su implantación. Siendo fieles a la filosofía de Abades, ante estos retos nos crecemos y con la consiguiente adaptación que haya que llevar a cabo, pensamos seguir ampliando nuestras líneas de negocio. 

La concesión por parte de la SEPI del fondo de rescate, es en realidad, un crédito que tendremos que devolver en unos años. La firmeza de la empresa y sus buenas perspectivas, nos ha servido como mejor aval para recibir esos fondos. Nuestra idea es seguir creciendo para crear más riqueza y puestos de trabajo. Al ser una empresa de servicios en el sector del turismo, nos convierte en un excelente escaparate ante las personas de otros países que nos visitan. 

Han tenido también que enfrentarse también al fallecimiento de Francisco Martín, socio fundador del grupo. 

Efectivamente, nuestro padre falleció hace unos meses (marzo) a los 90 años tras un largo periodo de enfermedad. Él, aunque desde hace unos años estaba retirado del negocio, si se preocupaba de la empresa y era el mejor asesor que teníamos. Un referente no sólo en el terreno familiar, sino que también en el profesional. Fueron, y aún al día de hoy lo son, unas semanas muy dolorosas. Nos queda el consuelo de lo querido y admirado que era en Andalucía en general y en el sector en particular. 

Pudo ver hecho realidad uno de sus grandes proyectos como es la reapertura de su complejo de Loja. 

Nos queda la satisfacción de que tuvo la oportunidad de asistir a la reapertura de El Mirador hace algo más de un año tras una profunda remodelación y actualización de las instalaciones. Este hotel situado en Loja, supuso para él, el comienzo de su aventura empresarial que más tarde se convertiría en la empresa referente del sector del turismo en Andalucía. 

De mi padre, nos queda su máxima de “hay que salir para aprender”. Una auténtica filosofía no sólo para el mundo empresarial, sino que también es aplicable a la vida en general. 

¿Qué previsiones tienen de cara al verano y al resto del año 2022? 

El Mirador es más que un negocio para Abades. Germen y corazón de la empresa. Con él y gracias a nuestros padres, aprendimos todo sobre el sector. Sirvió no sólo de hogar, sino que también de escuela. Con su reapertura además de posicionar a Loja y al Poniente granadino como un destino turístico de primer nivel, también quisimos lanzar un mensaje de optimismo a la sociedad en el sentido de marcarlo como el reinicio de la actividad del grupo y la reactivación del sector. El hotel cuenta con todas las comodidades y recursos tecnológicos necesarios para la celebración de un evento o simplemente para una estancia agradable. Son 60 habitaciones decoradas siguiendo las últimas tendencias. Unas instalaciones que también van a contar con gimnasio, spa y discoteca. 

A El Mirador y en el mismo recinto, se une una arrocería con una amplia propuesta de arroces con sus infinitas posibilidades y Mokuren, un restaurante japonés con vistas a la Loja monumental y donde se puede degustar una oferta gastronómica trabajada con técnicas tradicionales niponas. 

Las previsiones son positivas. El turismo nacional está salvando esta temporada. Vamos recuperando los niveles de ocupación de otras. El internacional vuelve a visitarnos y creemos que para esta próxima temporada empezaremos a remontar en este perfil. 

Para el resto del año, también tenemos buenas previsiones, aunque el segmento MICE (turismo de grandes congresos y eventos internacionales) se está resistiendo, ya se acusa una leve mejora. Creemos que el despegue definitivo se producirá en el ejercicio de 2023. 

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias