martes, febrero 7, 2023
- Publicidad -spot_img

-Publicidad-

Ven a Andalucía

También te puede interesar

Cuando la innovación vuela y une

Cuando el dinero público se in- vierte bien, hay que destacarlo. Este es el caso de proyecto LABME y sus congresos internacionales y foros Magallanes-Elcano vinculados a la innovación social. Un proyecto que desde el 2020, y que comenzó en plena pandemia, ha llevado a importantes ciudades su eslogan: hacer que las cosas sucedan. Ciudades como Bilbao, Málaga, Sevilla, Cádiz o Vila Nova de Gaia en Portugal y Comodoro Rivadavia en Argentina.

En este sentido, hace unos días, tuve la oportunidad de viajar con numerosos emprendedores a la ciudad argentina de Comodoro Rivadavia, donde disfruté de una experiencia personal y profesional muy enriquecedora. No solo por los grandes profesionales con los que tuve la oportunidad de compartir unos días, sino por el aprendizaje de cómo los proyectos más singulares de innovación social tienen la oportunidad de crear e incentivar otros en muchos niveles.

En este viaje quedé fascinado por proyectos como Bioo, empresa centrada en la transformación biotecnológica del mundo por medio de tecnologías propietarias capaces de generar energía de la naturaleza, entre otras, con un equipo integrado por líderes internacionales en sus áreas con la visión de crear los primeros edificios y ciudades biotecnológicas. Llegó a ser nombrada por Google como la empresa más disruptiva del mundo o la empresa más innovadora de Europa, ¡ahí es nada!

Además de Bioo se dieron a conocer en Argentina los proyectos LANARQ EIRL con su coordinador, Andrés Villouta; Minifunkids con su CEO y fundadora, María Jesús Garrido; y Rir&Co con su fundadora y directora, Inés Rodríguez.

PCT Cartuja

Otro de los proyectos estrella que se expusieron en Comodoro Rivadavia fue el Parque Científico y Tecnológico de Cartuja. Su di- rector general, Luis Pérez, expuso cómo el Parque ha trasformado un territorio importante para la ciudad de Sevilla y el impacto que sus actuales 550 empresas tienen en la capital andaluza. Del mismo modo, trasladó la importancia de la colaboración público-privada, en este caso, significada en el proyecto eCitySevilla que lidera ENDESA con la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla, y que plantea el desarrollo en la isla de la Cartuja de un modelo de ciudad en ecosistema abierto, digital, descarbonizado y sostenible en 2025: 100% renovable, 100% eléctrica y 100% autosuficiente. Además de los proyectos que conocimos y las experiencias en innovación social de distintas ciudades de Europa y América, pudimos disfrutar de un trato exquisito para parte de las autoridades de Comodoro Rivadavia, que se volcaron con la expedición en todo momento y consiguieron que la experiencia fuera sensacional en todos los sentidos. Comodoro es una ciudad industrial, creada a partir de la industria petrolífera, pero con un gran potencial de desarrollo turístico, turístico industrial y, como no, en cuanto a programas de innovación. Sin duda, pronto será reconocida como la capital de la Patagonia. Por cierto, una región donde tienen cabida múltiples inversiones en distintas materias, una de ellas la ferroviaria. Si tienen la oportunidad, no dejen de visitarla. La iniciativa de LABME cuenta con el patrocinio de la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte y de instituciones públicas y privadas, como la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Además, colaboran conla iniciativa medios de comunicación como Europa Press, Cadena SER, fundaciones como Fundación ONCE, Universidades como la Pablo Olavide de Sevilla y numerosas marcas que ponen de relieve que, una vez más, la colaboración público-privada, siempre tiende a desarrollar excelentes iniciativas.

Andalucía cuenta con un tejido empresarial que crece y lo hace mirando al futuro a través de la innovación. Tenemos en nuestra comunidad un enorme talento al que retener y atraer y es gracias a iniciativas como esta donde podemos darle visibilidad, exportando y compartiendo ideas en el ámbito de la innovación social.

Premios Magallanes-Elcano

Los Premios Magallanes-Elcano reconocen, visibilizan y amplifican la labor de los mejores emprendedores y agentes de cambio de toda España, Portugal y Latinoamérica, con proyectos que van desde detener el cambio climático, transformar nuestras ciudades, proteger nuestros océanos y hasta luchar por una educación inclusiva y de calidad. Otorgan siete reconocimientos a proyectos que resuelvan retos sociales, medioambientales y que están comprometidos de manera significativa con los ODS. Además, se concede un reconocimiento especial, el Premio Magallanes-Elcano, al proyecto más innovador. Dentro de su jurado encontramos expertos de primer nivel, como Marcos Eguiguren, Javier Paloma, Pablo Vidarte o sus promotores, Sol Barbado y José Luis Muñoz.

La creatividad es, sin duda, la herramienta más útil de supervivencia en la globalización y es esa creatividad exitosa la que se debe difundir correctamente. Sirvan estas líneas para apoyar iniciativas como ésta en todas sus vertientes y solicitar el apoyo de instituciones públicas y privadas para su desarrollo. Nuestra madurez democrática debe ayudarnos a poner en valor proyectos destinados a mejorar la sociedad donde convivimos.

José Luis Muñoz y Sol Barbado señalaron el compromiso de LABME con el impulso de soluciones locales a retos como la transformación tecnológica, la nueva economía y su impacto en los mercados de trabajo, el cambio climático o el despoblamiento de las áreas rurales. Y aseguraron que el Laboratorio seguirá alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible identificados por la Naciones Unidas y la Agenda 2030. En este sentido, LABME pretende ser ese GPS para afrontar los retos que se han abierto en el escenario global y seguirá desarrollando proyectos de impacto social en España, Portugal y América. ¡Qué así sea!

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias