26/05/2024

Navidad online
N

Te puede interesar

La Navidad es una fecha de celebración, de tiempo para pasar en familia, de buenos deseos y de compras.

- Publicidad -

Hasta hace relativamente pocos años, el consumo comenzaba a dispararse en cuanto se iluminaban las luces que adornan calles y plazas.Un alumbrado que promovían los propios comerciantes y que, desde hace relativamente poco tiempo, se ha convertido en un foco de atracción para otro tipo de consumo: el turístico. El nivel de calidad e innovación tecnológica de estos espectáculos de luces (ahora led) ha crecido de forma exponencial en la última década haciendo que, en cada edición, la celebración de la Navidad vaya adelantándose en el calendario.

Pero no solo la luz de las fiestas ha cambiado. El centro de las ciudades se convierte estos días en un hervidero de paseantes. Tanto que, en algún diciembre, ha habido que regular el tráfico de transeúntes marcando algunas calles como de dirección única. Ahora bien, si antes los paseantes iban cargados de bolsas y paquetes, ahora los bultos se han reducido notablemente. La normalización de la venta online tras la pandemia del Covid 19 ha modificado nuestros hábitos a la hora de consumir afectando de lleno a los regalos navideños. La tecnología ha conseguido que los ciudadanos no tengan que desplazarse hasta las tiendas y hacer largas colas que se convertían en terribles si te tocaba hacerla un 5 de enero.

- Publicidad -

Gracias a la tecnología, el consumidor ha ampliado notablemente el número de productos a su disposición y el hecho de comprar se ha vuelto mucho más reflexivo, ya que disponemos de mayor cantidad de información sobre los productos y disponemos de tiempo para comparar precios.

Por supuesto, esta revolución en el consumo trae aparejada otra revolución, la de la logística y el transporte que, ahora, en Navidad, es sumamente notable en la llamada “última milla”. Los repartidores no solo disponen de furgonetas complejas para aparcar “un momentito”. Cada día podemos ver más vehículos eléctricos de reparto que consumen poco, contaminan menos y se aparcan mucho mejor.

Otro tópico navideño renovado son las visitas a los familiares y amigos. La conectividad ya vive con nosotros. Desde hace tres años somos expertos en videollamadas que, aunque más frías, nos permiten recibir el cariño de quienes no están cerca ya que, en Navidad, la lejanía se siente aún más.

Pero los cambios navideños no quedan ahí. La digitalización ha regalado un gran aliado al comercio y al turismo: el dato. Lo que no se mide, no se puede mejorar. Así, los ingenieros han ganado presencia también en estas áreas. Y en este escenario, no sólo necesitan los comercios de la ingeniería para cuantificar, organizar e interpretar los datos como valiosa información estratégica a tener en cuenta en los procesos de toma de decisión, sino que, también, se requieren herramientas de ciberseguridad que garanticen su correcto trato y protección.

Así, la tecnología, a priori tan fría y lejana, pasa a convertirse en el aliado perfecto de la nueva Navidad. Una Navidad que sigue estando llena de luz, color y compras, aunque ahora sean digitales.

- Publicidad -

Más noticias

Syrsa se convierte en el único concesionario oficial del grupo Chery en Almería y Sevilla

El grupo de servicios avanzados de movilidad SYRSA se ha convertido en concesionario oficial del grupo chino de automoción...

Más noticias