15/06/2024

¿Consumidores?
¿

Te puede interesar

¿Cómo de importante es el derecho de los consumidores?

- Publicidad -

Si nos remontamos años atrás para conocer el inicio del movimiento moderno de defensa de los derechos de los consumidores nos tendríamos que situar en la segunda mitad del siglo XX, aunque sus raíces históricas y filosóficas se remontan a períodos anteriores.

Sin embargo, hay una fecha marcada en el calendario que para muchos puede pasar desapercibido. En concreto, el 15 de marzo de 1962, donde el presidente John F. Kennedy presentó al Congreso de los Estados Unidos una carta que detallaba los derechos del consumidor y enunció “Consumers, by definition, include us all”(«consumidores, por definición, nos incluye a todos»).

- Publicidad -

¿Y por qué expongo que puede pasar desapercibida? Porque año tras año, el 15 de marzo celebramos el Día Mundial de los derechos del consumidor.

Estas palabras de Kennedy fueron el punto de partida en lo que se configura hoy en día como la defensa de los derechos del consumidor.

En España la primera regulación la encontramos en 1984 con Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Una ley donde en el propio título ya reflejaba que iba más allá de las transacciones comerciales tradicionales, abarcando también el uso de servicios. Una ley donde se estableció una serie de derechos básicos para los consumidores y usuarios.

Un año después, en 1985, la Asamblea General de Naciones unidas aprobó las Directrices para la protección de los Consumidores, estableciendo las principales características que deben tener las leyes de protección del consumidor.

Tras la adhesión de España a la Unión Europea en 1986 se produjo la incorporación de directivas europeas en la legislación española y una mayor alineación con los estándares europeos en este ámbito.

En todos estos años se ha producido un progreso importante en la defensa de los derechos de los consumidores y usuarios mediante la implantación de leyes reguladoras en una variedad de áreas, al igual, se han llevado a cabo campañas de sensibilización y muchas empresas también han adoptado prácticas comerciales más éticas y responsables.

Aun así, año tras año nos encontramos con nuevos retos en esta materia, y por desgracia vemos cómo la regulación llega, en muchos casos, tarde, existiendo aún desafíos importantes por abordar.

¿Y por qué? en las últimas décadas se ha producido un incremento del comercio electrónico, y más aún después de la pandemia.  A ello se une el aumento del consumo de servicios digitales como streaming de música, series y películas, los videojuegos, etc. Hemos pasando de las promociones y/o publicidad que recibíamos vía folleto o telefónica (aunque estas las seguimos recibiendo, pero en menor medida) a que prevalezca la llegada masiva de información vía internet y las redes sociales.

Una situación que ha dado lugar que en muchas ocasiones las personas consumidoras y usuarias se encuentren en algunos casos con información puesta a su disposición que puede ser engañosa, y sentirse por ello desprotegidos. Aunque es claro que no podemos obviar que ya con anterioridad a la llegada de estas nuevas tecnologías también podíamos encontrar contratos con cláusulas abusivas o incluso fraude.

- Publicidad -

A pesar de los avances realizados en los últimos años todavía existen desafíos importantes a los que hacer frente, como la falta de conocimiento de los derechos del consumidor, la evolución constante de nuevas formas de fraude, la realización de prácticas comerciales engañosas, sin olvidar la necesidad de adaptar la regulación a la nueva era digital.

Tenemos que aprovechar la oportunidad que nos da en estos momentos las redes sociales para explicar y que las personas consumidoras y usuarias conozca ya no solo sus derechos, sino también sus deberes, sin tener que estar siempre desconfiando de los anuncios o la publicidad con la que nos bombardean cada día.

Situaciones que exige una actualización de las normativas vigentes. Y aunque el derecho de los consumidores ha ido evolucionando para adaptarse a los cambios en el mercado y en la sociedad queda aún por conseguir que vayan a la par del avance de la tecnología.

Los consumidores y usuarios deben tener derecho a la información, a la libre elección, a la existencia de competencia de precios, a la seguridad, compensación, etc.  Por ello desde ALJURA queremos acercar la información y conocimiento a los consumidores y usuarios, y que conozcan tanto sus derechos como sus deberes para perder esa aprensión que se suele tener a la hora de hacer valer sus derechos.

Es esencial la educación de las personas en su condición de consumidores y usuarios, saber qué estamos comprando, cómo debemos hacerlo con total seguridad, y que ese desconocimiento no nos haga tomar decisiones erróneas ante posibles prácticas comerciales engañosas.

Así como ese conocimiento, que a día de hoy sigue siendo desconocimiento, de las diversas vías con las que cuentan las personas consumidoras y usuarias para la reclamación de sus derechos. Unas vías que tampoco son asumidas por muchas empresas y profesionales, y que les resolverían, de manera extrajudicial, muchas de las situaciones con las que se encuentran ante reclamaciones en materia de consumo.

Y terminando con palabras de Kennedy “El Estado Tiene la especial obligación de estar alerta en lo que se refiere a las necesidades de los consumidores y de hacer progresar sus intereses”, siendo necesario por lo tanto abordar la falta de conocimiento de los derechos del consumidor desde un enfoque integral

- Publicidad -

Más noticias

El Sector Pesquero aboga por la gestión pesquera sostenible para superar el desafío del siglo XXI: alimentar a 10.000 millones de personas

El sector pesquero agrupado en la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA), de la que forma parte la Confederación...

Más noticias