25/05/2024

UPA Córdoba muestra su rechazo a la mega planta solar que ocuparía 619 hectáreas de tierra fértil  y cultivada de cinco términos municipales
U

Te puede interesar

La Organización cree fundamental una regulación estricta de la implantación de plantas de energías renovables que impida la pérdida de terreno fértil en Bujalance, Pedro Abad, El Carpio, Montoro y Córdoba, y exige el establecimiento de gravámenes que penalicen que eso pueda ocurrir.

UPA Córdoba muestra su rotundo rechazo a la mega planta solar que quieren construir en una zona agraria que ocuparía 619 hectáreas de tierra fértil y cultivada de cinco términos municipales (Bujalance, Pedro Abad, El Carpio, Montoro y Córdoba). Es el equivalente a la superficie que ocuparían 840 campos de fútbol. Una macro planta que saldría después de arrancar 52.000 olivos, con la consiguiente pérdida de biodiversidad y de empleo. La Organización tiene muy claro que, de salir adelante, supondría una importante pérdida de terreno cultivable. “No podemos aceptar que un proyecto de energía solar salga adelante ocupando tierras agrícolas fértiles, porque eso conlleva una pérdida fundamental, no sólo de renta para los agricultores, sino especialmente de producción de alimentos. Y eso también traería consigo la obligación de importar aquellos productos que aquí dejamos de cultivar”, critica el secretario general de UPA Córdoba, Miguel Cobos.

- Publicidad -

El impacto de un proyecto de estas características sería igualmente irreversible en la sociedad, puesto que se produciría una pérdida cuantiosa de empleo y el abandono de los pueblos afectados. Al respecto, el vicesecretario general de la Organización, Francisco Moreno, hace hincapié: “Estamos viendo cómo la despoblación es un problema en muchos territorios de otras comunidades autónomas. En Córdoba, por ahora, no tenemos zonas abandonadas, pero con esta mega planta solar habría muchos problemas para que la gente se quedara aquí, puesto que la actividad agraria desaparecería. Y no tenemos más alternativa económica. Habría una gran pérdida de jornales, directos e indirectos, tanto de los olivareros que tendrían que arrancar los árboles, como de los trabajadores que a lo largo del año o en periodos de campaña de recolección, están dando vida a estas tierras”.

De ahí que UPA Córdoba considere “fundamental” una regulación “estricta” de la implantación de plantas de energías renovablesque impida la pérdida de terreno fértil y exige el establecimiento de gravámenes que penalicen que eso pueda ocurrir. “Reclamamos la defensa de los terrenos productivos de nuestra provincia. Son tierras de uso agrario, fértiles y perfectamente viables, que se han cuidado y explotado por nuestros agricultores desde hace siglos. Por eso exigimos que se detenga este afán de determinadas empresas privadas por instalar macro plantas como ésta”, añade Miguel Cobos.

- Publicidad -

Somos conscientes de que, en los próximos años, el desarrollo de las energías renovables va a ser muy importante, toda vez que es una apuesta de la Unión Europea que pretende unos objetivos de generación del 30% para 2030 y del 100% para 2050. Y apoyamos la instalación de infraestructuras de energías alternativas, siempre y cuando se genere riqueza, bienestar y futuro para todos, sobre todo para los agricultores y ganaderos que están en el territorio. Pero también conocemos, de primera mano, el afán desmesurado de empresas promotoras para hacerse con todo tipo de terrenos, incluidos los productivos y cultivables, para establecer sus ambiciosos proyectos de macro plantas que suponen una auténtica ofensiva contra la agricultura y la ganadería. Por eso instamos a las administraciones a adoptar las medidas de apoyo a las explotaciones familiares que sean necesarias para impedir estos planes que sólo van en contra del medio rural”, añade Miguel Cobos. 

Por último, Francisco Moreno sentencia: “En ningún caso se deben beneficiar grupos empresariales y fondos de inversión que, con maniobras especulativas, sólo quieren lucrarse a costa de lo que sea y de quien sea, acaparando superficies de tierras de labor que son imprescindibles en Córdoba para la producción de los alimentos que demanda la sociedad. Debemos ser especialmente contundentes en no permitir que la instalación de fuentes de energía eléctrica se haga de cualquier manera y en cualquier zona. No es razonable que, habiendo tanta superficie, las administraciones y los empresarios privados se fijen, en concreto, en zonas tradicionales de cultivo, en terrenos de transformación en regadíos y en pujantes tierras productivas como las que hundiría esta macro planta”.

- Publicidad -

Más noticias

Rocío Osborne (Bodegas Osborne): “La vocación exportadora la tenemos en nuestro ADN”

Bodegas Osborne cumplió 250 años en 2022. ¿Cómo ha sido la evolución de este grupo familiar? En 250 años la...

Más noticias