18/05/2024

Turismo sostenible para disfrutar de experiencias únicas con un valor añadido: Bienestar Emocional del turista.
T

Te puede interesar

El turismo sostenible persigue desarrollar su actividad generando un impacto mínimo sobre el medioambiente. La clave principal es que la explotación de un recurso sea por debajo del límite de renovación del mismo. Es decir, se trata de fomentar un turismo respetuoso con el ecosistema, con mínimo impacto sobre el medioambiente y la cultura local. Además, el aspecto económico busca la generación de empleo e ingresos de la población autóctona.

- Publicidad -

Los objetivos de un turismo sostenible son:

Reducción, reutilización y reciclado de residuos. Eficiencia energética, conservación y gestión. Gestión adecuada de los recursos de agua potable. Gestión adecuada de las aguas residuales.

- Publicidad -

Cuando hablamos de turismo sostenible nos tenemos que remontar a 1983 cuando la ONU constituyó la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo. Durante los años siguientes se organizaron distintas actividades por todo el mundo hasta la celebración de la Cumbre de la Tierra en Brasil en 1992, que originó la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Agenda 21. En esta cumbre se hablaron de tendencias como la sostenibilidad o el desarrollo ecológico, pactando medidas para minimizar el impacto del turismo.

Tres años más tarde se celebró en Lanzarote la primera reunión dedicada exclusivamente al turismo sostenible: la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible donde se propuso la «Carta del turismo sostenible», un plan de acción para afrontar la situación.

La naturaleza y los viajes han dado lugar a otros tipos de turismo, entre los que podemos destacar:

El agroturismo: muy en auge en regiones como Baleares, como alternativa al turismo tradicional de sol y playa.

El enoturismo: disfrutar de diferentes clases de vino de km0 es la parte esencial de la propuesta.

Turismo de aventuras: realización de actividades físicas como senderismo, y suele incluir también deportes de riesgo en entornos naturales.

Turismo salvaje: suele centrarse en estar en contacto con animales salvajes en sus propios hábitats

El oleoturismo: visitas guiadas a las almazaras con desayuno molinero incluida recogida de aceituna y aprender el proceso de obtención de los zumos de aceitunas.

Un ejemplo en Andalucía son el Parque Nacional de Sierra Nevada y el Geoparque de Granada.

- Publicidad -

Cuando hablamos de ecoturismo, España tiene mucho que ofrecer, pero destaca especialmente el parque Nacional de Sierra Nevada y el Geoparque en pleno Altiplano, ambas son absolutas maravillas de la naturaleza.

En Sierra Nevada con una de las floras mediterráneas más vastas de Europa (2.100 especies de plantas conviviendo) y la cumbre más alta del país.

Ubicado a tan solo 31 km de Granada, Sierra Nevada es un espacio protegido, con servicios turísticos que respetan la arquitectura asociada a la tradición agrícola de la región. Todas las atracciones turísticas que ofrecen son respetuosas con el entorno, incluyendo la estación de esquí, lo que lo convierte en uno de los destinos sostenibles más representativos de la oferta española.

El Geoparque es sencillamente espectacular por su paisaje y por albergar uno de los mejores registros geológicos continentales de los últimos 5 millones de años. Entre otros tesoros, este registro contiene el más completo conjunto de restos fósiles de los grandes mamíferos ya extinguidos que vivieron durante el Periodo Cuaternario (los últimos 2,5 millones de años de la historia de la Tierra, cuando apareció la humanidad sobre el planeta).

En el Geoparque de Granada existe un modelo de negocio orientado a tal fin, La Casa del Desierto, qué su equipo busca fomentar un turismo respetuoso con el ecosistema, con mínimo impacto sobre el medioambiente y la cultura local, además de llevar al turista comprometido con el medioambiente por rutas de películas e inigualables momentos gastronómicos con productos km0.

¿Cómo será el turismo del futuro? Fitur 2024 será el escaparate para conocer como los países y sus operadores se adelanten a la inteligencia artificial, vehículos y transportes más ecológicos y turismo orientado a la salud y el bienestar emocional de los turistas más exigentes. El sector turístico está en constante evolución, y con los avances tecnológicos acelerándose a un ritmo sin precedentes, el año 2024 promete ser un punto de inflexión.

- Publicidad -

Más noticias

Las claves de la nueva directiva europea de eficiencia energética en edificios centran una jornada en el Colegio de Arquitectos

La Diputación de Cádiz y el Colegio de Arquitectos de Cádiz continúan con la colaboración iniciada hace unos años para avanzar...

Más noticias