14/07/2024

Turismo en Andalucía sí, pero de manera responsable
T

Te puede interesar

La llegada del verano ya no anuncia la llegada de turistas hasta nuestras playas ciudades y pueblos, que llenan los hoteles, chiringuitos y restaurantes de toda la geografía andaluza porque, y sencillamente están aquí los 365 días del año.

Ya no tenemos la necesidad de esperar a la fecha estival para planear las vacaciones y los viajes porque casi (y hago hincapié en ese casi) todo el mundo se puede permitir el “lujo” de pasar unos días fuera de casa, sin ser ni julio ni agosto.

- Publicidad -

Las facilidades de financiación, la infinita oferta turística, las diferentes formas de viajar y la “ansiedad” que provoca replicar la fotografía del instagramer de turno para subirla a las redes, hacen asequible los destinos entre los que elegir y en cualquier parte del mundo.

Pero hablemos de Andalucía. Vamos a centrarnos en nuestra comunidad autónoma y hagamos cuentas porque ya son numerosas las comunidades, personas y especialistas que llaman la atención sobre un asunto que, para algunos, está desbordando todas las previsiones, con el riesgo que esto conlleva.

- Publicidad -

Los indicadores dan la razón a esta afirmación ya que Andalucía, y según el Instituto de Estadísticas y Cartografía de Andalucía, en el año 2023, Andalucía recibió un total de 34.207.864 turistas 10,8% con respecto al año pasado.

Pero ¿Y con respecto a este 2024?

- Publicidad -

Ya lo anunció el presidente de la Junta de Andalucía en FITUR (Feria Internacional del Turismo), celebrada en enero de 2024: avanzaba que se esperaba superar los 35 millones de turistas, lo que significaría un crecimiento del 3,5% más que en el año 2023.

Y esto a pesar de los desafíos geopolíticos y las incertidumbres en el ámbito internacional, como los conflictos de Ucrania, en el seno de Europa y el palestino-israelí; sucesos que no se están teniendo en cuenta porque, está claro, que la afluencia de viajeros no ha descendido, el turismo sigue su curso y las cifras que se adelantaron, se van ajustando a lo pronosticado a primeros de año.

La comparativa es clara: el turismo sigue creciendo y Andalucía, con una población de 8,54 millones de personas tiene que preguntarse, desde las distintas administraciones si está preparada para recibir una cifra tal que supera en cinco veces a los que tenemos nuestra residencia en Andalucía.

Estos días estamos viendo como en distintos puntos de España como Canarias o Barcelona, se están sucediendo distintas convocatorias de manifestaciones con el claro objetivo de llamar la atención sobre un problema que se acrecienta.

Un problema que para otros es una “bendición” como me decía un hostelero hace apenas unos días, porque el flujo de ingresos es para ellos, indispensable porque de estos depende su supervivencia.

Y sí, está claro que tenemos que aceptarlo y convivir, (esto es incuestionable y casi innegociable) por eso en la época de la IA, y en estos “tiempos modernos” que nos han tocado vivir, en el que las necesidades se detectan en tiempo real; tenemos que ser rápidos para encontrar soluciones ante este gran desafío.

Sólo tienes que ir al centro de nuestras ciudades para ver la marea de turistas que lo inundan todo. Miles de personas que acuden a los mismos monumentos, a la misma hora y con la misma intención: la de conocer los lugares más emblemáticos y los que nos posicionan en el centro del mundo como primera opción.

Mi opinión y siempre desde mi perspectiva es que Andalucía no puede depender sólo y exclusivamente del turismo. Andalucía tiene y debe que diversificarse, ampliar la famosa “zona de confort” a la todo el mundo hace referencia a todas horas y de la que no sabemos muy bien porqué hay que salir.

En nuestro caso debemos sumar activos. Crear industria y pulmón al que acudir en el caso de que falle uno de los dos. Y sí, Andalucía está haciendo sus deberes en este sentido y aunque queda mucho por hacer pienso que no sólo del turismo (y menos del que no aporta la calidad que ofrecemos nosotros) se puede estar viviendo “por los siglos de los siglos”.

Andalucía ha sido, es y será tierra de grandes contrastes. Una tierra abierta en la que tartesos, fenicios, griegos, íberos y romanos han ido dejando sus huellas para hacernos lo que somos: un pueblo abierto.

Pero Andalucía es mucho y más. Y tiene que estar dispuesta para continuar recibiendo visitantes, algo para lo que tiene que ir de la mano de una administración ágil y que se anticipe a lo que está por venir.

Se debe contar con expertos que sean escuchados. Poner en marcha políticas reales y prever lo que pueda pasar. Tener visión de futuro, ser coherentes y valientes para tomar buenas decisiones porque lo que es mejor para los andaluces, también lo será para los que vienen de otros países o llegan desde otras comunidades autónomas de España.

Y sí, se debe dejar de lado intereses políticos o de otra índole porque lo que está en juego es mucho; nada más y nada menos que nuestra identidad, nuestro patrimonio y lo que nos hace ser auténticos. Eso que muchos llaman: la idiosincrasia del andaluz.

Son muchas las voces y asociaciones que están dando la voz de alarma a raíz de una cuestión que hay que solucionar sin dilación. Se han convertido en los portavoces que visibilizan y exponen lo que está ocurriendo y que no es más que el resultado de un fenómeno que comienza a asustar.

Un fenómeno que, en ocasiones hace insoportable la vida para los que se resisten a dejar su casa para “cederla” a un turismo que se vuelve agresivo e irrespetuoso.

Es el momento de la verdad.

Es el momento de reflexionar si este es el turismo que queremos y si se está actuando de manera responsable para poder dar respuesta a los que vienen de fuera, pero y sobre todo a los que vivimos aquí.

Es el momento de dar un paso al frente y hacer un ejercicio de autocrítica para saber lo que estamos haciendo bien y lo que estamos haciendo mal. Sólo asumiendo y siendo consciente de la realidad, seremos capaces de mejorar un presente que está a punto de poner en peligro la convivencia de los de aquí con los de allí.

- Publicidad -

Más noticias

Reyes señala que Intelec es un ejemplo más que demuestra que Jaén es un territorio de oportunidades

El presidente de la Diputación de Jaén, Paco Reyes, acompañado por el diputado de Empleo y Empresa, Luis Miguel...

Más noticias