20/04/2024

Sin miedo
<

Te puede interesar

Si algo me han enseñado la experiencia y los años de profesión ha sido a vivir sin miedo y sobre todo a VIVIR, sí, con mayúsculas.

- Publicidad -

Recientemente he sido galardonada con el European Award en Medicina Intensiva, un reconocimiento que agradezco profundamente y del que me siento especialmente orgullosa. Muy pocos ven las horas y el sacrificio detrás de un logro. Para mí son horas de estudio, de hospital, de correr por los pasillos, de noches en vela, de compartir, de acompañar, de sostener miradas….. de salvar una vida o de sostener la mano de otra que irremediablemente se pierde. Comparto este reconocimiento con mis compañeros, médicos de UCI, grandísimos profesionales, enormes personas, gente valiente y sufrida, que ésta y todas las noches se ocupan afanosos en las unidades de críticos repartidas por todo el mundo, para luchar por las vida de nuestros pacientes. Os admiro queridos compañeros.

Quiero dar las gracias a mi Presidente Juanma Moreno, que me ha hecho llegar su felicitación, su agradecimiento y su apoyo. Es muy importante querido presidente, para mi y para todos mis compañeros, contar con tu apoyo. En plena pandemia, tuvimos una gran respuesta por tu parte. Fue posible ampliar la UCI y doblamos de 18 a 36 camas. Eso fue un balón de oxígeno para todos nosotros. Gracias.

- Publicidad -

Gracias también a mi Consejera de Salud y Consumo, Catalina Monserrat García Carrasco, por tu carta de felicitación. Para mi es un orgullo representar a mi tierra en Europa. Los andaluces somos gente valiente, solidaria y nos crecemos ante la adversidad. Así ha sido a lo largo de toda nuestra historia.

Gracias a la organización por distinguirme con este premio y por hacérmelo todo tan fácil. Pablo Suñer Gutierrez y Alejandro Queijeiro, sois maravillosos.

Mi vocación por ayudar a los demás viene conmigo desde que puedo recordar. Creo que esto, junto a un deseo insaciable de aprender y comprender, fue lo que me llevó a estudiar medicina. Ya durante la carrera me dediqué a la investigación. Sobresaliente Cum Laudem y premio extraordinario de tesis de licenciatura de la Universidad de Málaga. Viajé a Calcuta recién empecé la especialidad, voluntaria, a una clínica de niños desnutridos, sin más compañía que mi maleta, y mi música preferida, la música, tan importante en mi vida. Siendo todavía residente, formé parte de una expedición de ayuda humanitaria a Bolivia con cirujanos de mi hospital, una experiencia maravillosa que recuerdo con mucho cariño. Así ha sido y sigue siendo para mí, buscando hacer del mundo un sitio mejor.

Elegí la especialidad de Medicina Intensiva porque entendí que era la más completa, la más exigente, la que me daba la oportunidad de salvar vidas!!! Qué podía haber más importante que salvar una vida!! Qué poder en mis manos! Que embriagador!! Y comencé un camino de estudio, de sacrificio, de largas horas de guardia, de luchar contra la muerte a diario, de ganar unas veces, de perder otras tantas. Aprendí que no siempre la vida es la mejor opción, que cuando la muerte lenta acecha, es mejor abrazarla y calmar el sufrimiento, quitar el dolor, dignificar y acompañar en el ocaso. En la mirada vacía de la madre que perdió a su hijo en aquel accidente de tráfico, aprendí que todo puede cambiar en un segundo, que no sabemos cuándo y que el tiempo sin amar es tiempo perdido. Aprendí del llanto del recién nacido que perdió a su madre a las pocas horas de nacer, a pesar de la lucha encarnizada que mantuve con la muerte durante una noche entera minuto a minuto, segundo a segundo… María del Mar se llamaba, igual que yo, sí, igual.

Y la pandemia. De la noche a la mañana se llenó la UCI de pacientes con neumonía, que evolucionaban a una velocidad vertiginosa hacia la muerte, sin darnos tiempo ni siquiera a pensar. Miedo, incertidumbre, impotencia, fracaso… una mezcla imposible de sentimientos, que había que apartar a un lado para hacer acopio de valor y seguir trabajando guardias interminables hasta la extenuación. De esto también he aprendido. A fuego. No se me olvidan estos pacientes, la soledad absoluta, el miedo en su mirada, la angustia impregnada en la voz de un hijo a través del teléfono, ponerse el EPI, quitarse el EPI, doble mascarilla, dobles guantes… la solidaridad entre nosotros, el apoyo de otros especialistas, las miradas cómplices, los silencios amargos.

He aprendido de todos mis pacientes y de sus seres queridos, tantas cosas que agradezco tanto. Que mantener la calma y pensar con claridad te da la mayor ventaja en la batalla. Que la esperanza se mantiene a pesar de todo y que muchas veces triunfa. Que la adversidad saca lo mejor de las personas, a veces también lo peor. He visto gente corriente hacerse grande y gente grande hacerse pequeña. He visto a personas valientes, apretando los dientes y casi sin poder respirar, ahogadas por el llanto, levantar la cabeza y seguir luchando. He visto el miedo, la fe, la alegría, el dolor, la rabia, el amor incondicional, la fortaleza, la confianza, la complicidad, la ilusión, la vida. He visto la muerte, a veces trágica, a veces liberadora. He llorado y he reído a partes iguales. He ganado y he perdido. Pero siempre lo he hecho con pasión, poniéndole todo mi amor, todo mi conocimiento.

Siempre en permanente búsqueda inves- tigando y estudiando. Medicina China, Acupuntura, Medicina Genética, Medicina Antiaging y finalmente Estética. Abrí mi propia clínica, me zambullí en el apasionante terreno de la inteligencia artificial en medicina como Chief Medical Officer de una empresa de desarrollo de software para diagnóstico por imagen basada en Zurich y Bangalore. Esto me proporcionó una gran experiencia que hoy me permite asesorar a empresas de biotecnología en la aplicación de inteligencia artificial al diagnóstico, la prevención o el tratamiento de enfermedades, también en el desarrollo de moléculas y ensayos clínicos entre otras muchas posibilidades, lo que disfruto muchísimo.

Lidero, junto a un equipo impresionante de emprendedores valientes, una de las redes de negocios de mayor crecimiento a nivel internacional, Smart Meeting, desde donde conecto a inversores con proyectos de valor de muy diversa índole y con impacto positivo en la sociedad. Me siento muy afortunada de poder desarrollar este liderazgo y estoy convencida de que desde esta posición puedo seguir haciendo lo que siempre ha llenado mi vida: ayudar a construir un mundo mejor.

Y si tuviera que definirme, cosa nada fácil por lo variado, diría que soy mente inquieta, alma libre, cerebrillo febril, viajera incansable, curiosa impenitente, apasionada, madre, mujer, disfrutona, vitalista, valiente, libre pensadora, compositora a ratos, voz desde el corazón, caminante, abrigadora de almas, puente de ideas, hilo conductor, empresaria audaz, deportista inconstante, luz , ilusión permanente, sonrisa abierta, abrazo listo para entregar!!!…. Ya veis, mezcla imposible, amalgama variopinta, sintiéndome afortunada porque esto me da la oportunidad de vivir mil momentos maravillosos, de que se abran puertas nuevas, de conocer personas increíbles, cruces de caminos impensables y escenarios absolutamente asombrosos.

- Publicidad -

Nunca dejé escapar un tren, subí en todos los que pasaron por mi lado y todavía permanezco atenta al traqueteo del vagón sobre las vías. Nunca diré los suficientes te quiero ni daré los suficientes abrazos. Nunca me dejaré caer ni me sentiré vencida. Nunca renunciaré a querer, ni a creer, ni a sentir.

Sigo camino. Sigo sumando. Sigo viviendo intensamente. Y lo sigo haciendo sin miedo.

- Publicidad -

Más noticias

Sebastián Hidalgo informa del Plan Provincial de Obras y Servicios a representantes municipales y personal técnico

Representantes municipales y personal técnico de los ayuntamientos destinatarios del Plan Provincial de Obras y Servicios de Competencia Municipal de...

Más noticias