domingo, septiembre 25, 2022
- Publicidad -spot_img

-Publicidad-

Ven a Andalucía

También te puede interesar

Refugio

- Publicidad -

Con la máquina funcionando a toda velocidad, España camina, por fin, por el ansiado verano. Con inmensa alegría, pero cubiertos bajo el amparo del paraguas de la prudencia, los hoteleros reciben la temporada estival con reservas más que alentadoras. Parece que la recuperación va por buen camino.

De esta manera, Andalucía se convierte en el refugio de miles de turistas que buscan sol, playa, ocio y descanso. Pero de calidad. Y los hoteleros y empresarios han hecho los deberes. Tras dos años de hibernación, muchos de los establecimientos hoteleros han recurrido a las reformas y mejoras para ofrecer su mejor cara. Lejos de bajar la calidad para reponer la caja que se vació durante la fase aguda de la pandemia, la mayoría apuesta por ofrecer excelencia, tanto en instalaciones como en servicio, aunque eso conlleve una más lenta recuperación económica de la propia compañía. Sin embargo, la excelencia que tanto ansían ofrecer los hoteles de elevada categoría solo será tal si cuentan con los mejores perfiles profesionales. ¿Cuenta esta comunidad con los más extraordinarios? ¿Se fuga el talento al que hemos preparado? 

¿Pagamos salarios lo suficientemente competitivos para que nuestros empleados no quieran marcharse? 

Sin embargo, la elección de un destino turístico no obedece solo a las bondades del recinto hotelero donde quieran pernoctar los turistas. Una buena oferta cultural, de ocio y restauración es absolutamente necesaria para que los visitantes elijan lugar del mapa hacia donde emprender el vuelo. Entonces, ¿están las ciudades turísticas andaluzas preparadas para ser un destino completo, diverso y atractivo? 

Una ciudad por sí sola no es destino, tres calles históricas. 

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias