16/07/2024

Miguel Ángel Colmenero: “El objetivo principal es la humanización del paciente”
M

Te puede interesar

En este último año, ¿qué es lo que se ha hecho en el Hospital Virgen Macarena? ¿Qué se ha puesto en marcha que realmente contribuya a la mejora del tratamiento de la ciudadanía?

Creo que no podemos enfocarnos en el último año, sino que tenemos que analizar los tres últimos años. Este hospital estaba bastante infradotado y nos marcamos como objetivo principal eliminar la tercera cama que hay dentro de las habitaciones. ¿Por qué? Porque pensamos, de acuerdo con la Consejería, que el objetivo fundamental es la humanización de la asistencia. Dentro de la humanización, ¿qué mejor que la confortabilidad del paciente? En esa línea llevamos trabajando tres años. Este año, además, hemos terminado la primera fase del Hospital Cartuja. Este centro se va a convertir en el Hospital de la Mujer, fundamentalmente, porque se van a atender partos y toda la patología relacionada con la mujer. Ya estamos trabajando en la segunda fase, cuyo proyecto se va a publicar en breve y esperamos tener terminada la obra el año próximo.

- Publicidad -

Otro gran logro ha sido el acuerdo al que hemos llegado con la Universidad de Sevilla, que nos va a permitir una redistribución de espacios. Esto va a hacer posible sacar el área de Oncología, que actualmente se encuentra situada en la planta sótano, a un edificio nuevo, confortable y que va a cambiar toda la dinámica de funcionamiento, puesto que el paciente ya no va a ir a una sala de espera, sino que todo va a girar en torno a él, enfermería, médico y tratamiento…

Con respecto al tema de la oncología, nos interesa mucho también la novedad que han incluido a la primera paciente que recibirá una vacuna con cáncer de pulmón, pero hemos visto que hay mucha investigación y mucha mejora en torno al mundo de la oncología en este hospital.

- Publicidad -

Sí, nosotros tenemos líneas de investigación en este hospital muy importantes. Ahora mismo las más potentes, entre otras, son oncología e infecciosas. Dentro de oncología hay multitud de ensayos clínicos. Uno de ellos, es el que has comentado, el cual forma parte de un estudio multicéntrico en el que participa este hospital.

Como ya he dicho, actualmente tenemos multitud de líneas de tratamiento y de ensayos clínicos, en los que lo fundamental es el campo de inmunoterapia y de terapia dirigida, de manera que se hace un estudio genético y en función del resultado se aplica un tratamiento u otro.

- Publicidad -

Esto está permitiendo dos cosas. Por una parte, disminuir los costes, teniendo en cuenta que los costes de los tratamientos de oncología son muy importantes y, por otra parte, unos avances tremendos. Así, por poner un ejemplo, antes en el melanoma prácticamente no había tratamiento y ahora las posibilidades son muchas. En resumen, el nuevo edificio de oncología no solo permitirá actividad asistencial y docente, sino investigación más avanzada.

También estáis incidiendo mucho en la prevención a través de los programas antitabaquismo, ¿también tenéis una línea?

Sí, eso lo lleva el servicio de Neumología. Está funcionando muy bien, está dando muy buenos resultados, tanto a nivel profesional dentro del hospital como a nivel de pacientes.

¿Entraría también dentro de la humanización de la que habláis?

El tener una área que a cada uno le dé lo que necesita. Para mí, la humanización es, por un lado, sencillamente que el paciente reciba lo que necesita y se sienta bien atendido; y, por otro lado, que el profesional sienta el hospital como algo suyo.

Un hospital tan grande como este no puede ser impersonal, tiene que estar personalizado. La Consejería de Salud y Consumo marcó unas líneas de estrategia, y para mí las fundamentales son la organización asistencial, el cambio de estructura física hospitalaria y el trato con el paciente. Por ejemplo, una cosa aparentemente sin mucha importancia, y que a mí me parece fundamental, es favorecer el descanso nocturno de los pacientes, evitando que cuando el enfermo tenga que ser atendido, interrumpa el descanso de los demás.

Se ha hablado mucho de la falta de médicos, de la nota de Medicina de las universidades nuevas que se quieren implantar, de buscar médicos fuera incluso de la Comunidad Europea. ¿Qué opina usted sobre esto? ¿Hay que cambiar el modelo o simplemente hay que hacer ajustes?

Sí, yo soy internista. Hasta hace tres años estaba en asistencia. No creo que haya que cambiar el modelo, creo que hay que hacer ajustes.

Cuando se habla de plazas MIR no se puede planificar de un año para otro. La formación de un médico desde que comienza hasta que termina su especialización oscila entre nueve y once años.

La previsión de plazas hay que hacerla a largo plazo. Otra cosa son las carencias actuales que vienen, desde mi punto de vista, de esa falta de previsión que hubo previamente en Andalucía. Porque los anteriores gobiernos ya sabían que es esta década se jubilarían cerca de 6.800 profesionales médicos. Ahora se están ampliando las plazas, pero tenemos que ser conscientes de que esas plazas no van a estar el año que viene, esas plazas van a estar dentro de ocho o diez años. Aun así, la Consejería de Salud y Consumo ha realizado un gran esfuerzo para que haya un punto de equilibrio entre los que se jubilan y los nuevos profesionales que entran de modo que en 2025- 2026 ya no haya déficit.

Mientras, hay que buscar alternativas haciendo más atractivo el acceso a plazas de difícil cobertura.

También hay bastante controversia a la hora de hablar de listas de espera, de operaciones que se alargan. No sé si es una consecuencia también de la pandemia, que ha dejado muchas más listas de espera. ¿Qué están haciendo para poder arreglarlo?

Las listas de espera quirúrgica han tenido una evolución al alza en todo el Sistema Nacional de Salud. Y pese al esfuerzo de nuestros profesionales, aún seguimos sufriendo los efectos de la pandemia, que mantiene tensionado el Sistema.

Prueba de ello es el aumento generalizado de consultas en todo el país. Ese incremento conlleva, lógicamente, una subida del número de indicaciones quirúrgicas. Y aunque se trabaja con niveles excelentes de productividad, necesitamos seguir mejorando a nivel nacional y andaluz.

En Sevilla yo creo que ese problema se va a mejorar mucho, probablemente el año que viene, con los nuevos quirófanos del Hospital Muñoz Cariñanos y los del Hospital Cartuja. Cartuja va a tener 7 quirófanos, más los 10 del militar, son 17 más. Esto va a permitir no solo ajustar la demanda que tenemos, sino quitar la bolsa de pacientes pendientes porque normalmente la demanda está ajustada a la oferta, pero hay un desequilibrio provocado por lo comentado.

También es importante resaltar el esfuerzo de la Consejería por disminuir el tiempo medio de espera quirúrgica: 80 días menos desde 2018. Al igual que la espera para una consulta externa: 53 días menos desde 2018.

¿Esto también entraba dentro de la reestructuración de infraestructuras? ¿Qué más hay en ese campo?

Estamos cambiando prácticamente toda la infraestructura del hospital. Por ejemplo, estamos reformando la mayor parte de las alas. Esto permite una adecuación de la estructura hospitalaria a las necesidades asistenciales del paciente. Por ejemplo, la presencia de habitaciones con presión negativa, que son útiles no solo para pacientes con COVID, sino para otro tipo de pacientes con patologías infecciosas y potencialmente trasmisibles.

Estamos en renovación continua del equipamiento electromédico debido a la obsolescencia de este. En los últimos tres años se ha invertido en este apartado cerca de 27 millones de euros en equipamiento. Esto también va a permitir el acceso a nuevas tecnologías antes no disponible en nuestro hospital, como el PET-TAC, prueba necesaria e imprescindible en pacientes oncológicos.

Otro ejemplo de innovación tecnológica es la resonancia magnética de campo abierto, que está en proceso de instalación en el Hospital de San Lázaro (primera en el sistema público de Andalucía y de España), y que va a permitir evitar la sedación en muchos pacientes pediátricos y adultos.

Igualmente se ha producido una renovación completa de las camas hospitalarias, pasando de camas mecánicas a camas eléctricas, aumentando la confortabilidad del paciente y del profesional.

Asimismo, se ha creado una unidad nueva como Hospital de Día Oncológico, que posteriormente pasaría a ser del área de Medicina Interna, permitiendo con ese cambio estructural disminuir el número de habitaciones de tres camas.

¿Qué es el Balcón de la Esperanza del hospital?

El Balcón de la Esperanza fue un proyecto que hicimos con la Hermandad de la Macarena, que desde mi punto de vista es de lo más bonito que tiene el hospital dentro del campo de la humanización. Va dirigido a pacientes con larga estancia en la UCI; es un espacio amigable, con vistas al exterior, que permite la compañía de familiares. Quiero agradecer a la Hermandad de la Macarena, con su hermano mayor a la cabeza, su colaboración en este proyecto.

- Publicidad -

Más noticias

Alejandro García (Jajoan): “Una mezcla perfecta de innovación y personalización”

¿Cuándo surge Jajoan? La Sastrería Jajoan nació en 1967 con el objetivo de rescatar la tradición de la sastrería a...

Más noticias