15/06/2024

María Puyó (Aceitunas Roldán): “Nuestros clientes valoran la calidad y la tradición de nuestros productos”
M

“Siempre es mejor ofrecer algo bueno y de calidad, sin desprestigiar tu producto”

Te puede interesar

Me gustaría preguntarte para comenzar por la historia y el legado de Aceitunas Roldán como marca reconocida a nivel mundial por su calidad

- Publicidad -

Todo empieza en la calle Carretería, en el centro de Málaga, donde mi abuelo trabajaba en la tienda de ultramarinos de su padre, en la cual vendían de todo. Mi abuelo partía y aliñaba aceitunas a mano y se las daba a probar a los clientes. A la gente le empezaron a gustar tanto las aceitunas de mi abuelo que, finalmente, decidió ahorrar para comprar una nave y poder producir aceitunas… así surge realmente toda la idea de la empresa.

A lo largo de los años mi abuelo tuvo a sus tres hijos; mis tíos y mi madre; y siempre les inculcó la filosofía del trabajo. Ya se sabe que las personas más mayores valoran muchísimo el trabajo, y quizás si no hubieran estado los tres al pie del cañón, no hubiera sido posible que, a día de hoy, yo me esté formando para coger el siguiente relevo.

- Publicidad -

Siempre hemos intentado mantener la filosofía de mi abuelo; él decía que siempre es mejor ofrecer algo bueno y de calidad, sin desprestigiar tu producto, aunque le ganes menos o baje la demanda. De esta manera nos hemos diferenciado en el mercado, por nuestra calidad.

María, ¿cómo han evolucionado en lo que se refiere a vuestra gama de productos y qué variedades destacan como distintivas de la marca?

La evolución, en realidad, es poca, en el sentido de que es un producto muy tradicional. Los aliños van cambiando, salen modas, salen aliños nuevos, pero en sí lo que es la aceituna, es la de toda la vida, en la que nosotros estamos especializados, que es la variedad Aloreña. Es la que siempre ha trabajado mi abuelo y quizá es la que más se ha vendido. La diferencia es que ahora los procesos son más ágiles con la ayuda de algunas máquinas, pero realmente sigue siendo un proceso bastante artesanal.

¿Qué aspectos les diferencian a vuestros productos en términos de sabor y variedades de aceitunas en comparación con otras marcas del mercado?

Pues precisamente eso que comentábamos, la calidad de la aceituna. El que compra las aceitunas es normalmente mi tío, y él no escatima en cuanto a calidad, las compra sabiendo que van a estar buenas. La filosofía es comprar aceitunas que tú comprarías si fuese para tu casa. De esta manera, descartas muchos productos que pueden ser más baratos, y puede entrarte en precio, pero a lo mejor no es lo que cuadra con tu marca.

Por otra parte, imagino que, como me comenta, mantener los altos estándares de calidad en todos los productos es vital.

Sí, exactamente. Es cierto que no es una industria particularmente difícil, no es una industria cárnica o de lácteos que es un poco más complicado de controlar siempre. Pero sí, la verdad que soy yo la que está un poco metida precisamente en estos temas de calidad. Como nosotros decimos: todo lo que haces bien, aunque nadie te vea, sí o sí tiene su retorno, que al final es que el cliente perciba esa calidad y esa seguridad que tú tienes sobre tu producto y sobre tu marca.

¿Qué balance hace de estos primeros meses del año? ¿Están siendo meses positivos para vuestra entidad?

En general, más positivo de lo esperado, sinceramente. No sabemos muy bien cómo será la cosecha, cómo serán las lluvias y la recogida de este agosto-septiembre, pero siempre estamos supeditados a eso y acostumbrados a vivir un poco de incertidumbre.

- Publicidad -

María, ¿cuál es la visión de futuro de aceitunas Roldán en términos de ampliación de la gama de productos y expansión en el mercado?

La verdad es que tampoco somos unos obsesos de la innovación en cuanto aliños y aceitunas, pero sí que vamos haciendo pruebas y en realidad nuestra idea es ir conforme a lo que el cliente busque, a lo que el cliente quiera y a lo que se vaya demandando.

Mi idea en un futuro es heredar la empresa, aunque en un futuro lejano, porque todavía estoy aprendiendo de la mano de mi madre y mis tíos. Pero sí, mi idea es seguir su filosofía porque si llevan aquí sesenta años, será por algo. El feedback es muy positivo, y nuestros clientes valoran la calidad y la tradición de nuestros productos, así que continuar con el legado es todo un orgullo para mí.

- Publicidad -

Más noticias

El Sector Pesquero aboga por la gestión pesquera sostenible para superar el desafío del siglo XXI: alimentar a 10.000 millones de personas

El sector pesquero agrupado en la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA), de la que forma parte la Confederación...

Más noticias