18/05/2024

María Jesús Rodríguez: “Es complicado poner en marcha una empresa en un medio rural”
M

"Desde las administraciones se hacen llamamientos al emprendimiento, cuando llega la hora de mover hilos, nos encontramos con la burocracia en primer lugar, y después todo tipo de legislaciones, que hacen que la mayoría de emprendedores abandonen cuando ven la cantidad de documentación que hay que aportar"

Temas:

Te puede interesar

Ha ganado usted el premio empresarias andaluzas 2023. Ha sido un premio a su trayectoria como empresaria. ¿Qué sintió usted cuando recibió este reconocimiento?

- Publicidad -

Pues sentí una alegría inmensa, ya que lo considero una forma de valorar toda mi trayectoria, con sus luces y sus sombras, que de todo ha habido en tantos años de trabajo y esfuerzo.

Quise que me acompañarán las mujeres jóvenes de nuestra familia, para que vieran que el trabajo y el esfuerzo acaban siendo recompensados, que no debemos acomodarnos esperando que nos lo den todo hecho, y que debemos intentar siempre conseguir nuestros objetivos y/o sueños.

- Publicidad -

Tengo que dar las gracias a FAME por esa tarde tan inolvidable de la entrega de premios.

Dar mi enhorabuena a las compañeras ganadoras, así como a todo el equipo, desde la encargada de FOE de Aracena, la presidenta de Huelva y por supuesto a la presidenta de FAME Andalucía. Cómo no, también mencionar a todo el equipo implicados en la organización del evento, de estos premios que ponen en valor el trabajo de todas las mujeres empresarias andaluzas, que somos muchas, aunque se nos visibilice poco.

Monte Robledo es una empresa tradicional que, según le he oído decir, quiere seguir conservando su esencia. ¿Cuesta mucho hoy en día mantener a flote un negocio como el suyo?

El trabajo es arduo y difícil, no solo por lo que conlleva el esfuerzo físico, que es mucho, ya que somos una empresa pequeña y todo es de forma muy manual y artesana; sino porque en nuestro caso concreto al hacer curación natural, hay autoridades que aún nos siguen pidiendo que hagamos curación artificial. Si lo hiciéramos así, no saldrían igual. No digo que sea ni mejor ni peor, pero sí diferentes.

Por tanto, tenemos que seguir luchando y apostando por mantenernos en nuestra línea de elaboración y curación ancestral, es mucho más laboriosa, pero merece la pena.

Me he querido siempre agarrar a la ancestralidad de nuestros quesos de cabra de Aracena, pero también hemos innovado y recuperado un queso desaparecido en la comarca del Andevalo Onubense, el queso de oveja de los Montes, el cual se dejó de hacer y cuando tuvimos conocimiento de ello, indagamos hasta conseguir ponerlo en valor y sacarlo a la venta.

Siendo una Joya Gastronómica más junto al queso de Aracena.

En cuanto a la innovación, hemos sacado quesos con frutos secos, con setas, trufas de Teruel, especias, hierbas…Incluso por inmersión en aceite, vino o cerveza. Aunque nuestras estrellas son los naturales, tanto de cabra como de oveja.

El emprendimiento es complicado y más en zonas rurales. ¿Cómo ha sido en su caso?

- Publicidad -

Cierto que es complicado poner en marcha una empresa en un medio rural, estamos alejados de los grandes puntos de venta, si a eso le añadimos las deficiencias en infraestructuras, carreteras, internet, etc., se agrava mucho más.

Pero afortunadamente cada vez hay más demanda de productos naturales y artesanos. Lo que no podemos es esperar a que nos busquen, tenemos que movernos nosotros.

Hemos ido a ferias y eventos en ciudades grandes, como Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla, etc… y no tan grandes, como las ferias de quesos de Trujillo, Zuheros y muchas otras. Por supuesto hemos apostado por las de nuestro entorno más cercano como la feria del jamón de Aracena, la de Artesanía en febrero y como no, el mercado del queso de Aracena en el puente de diciembre.

Gracias a esto nos hemos dado a conocer para mucha gente y poder poner nuestro queso en manos de especialistas en gastronomía que los han llegado a calificar de “joyas gastronómicas”, siendo simplemente un alimento de pastores.

En conclusión, ha sido difícil, pero debido a nuestro empeño hemos logrado grandes metas que incluso nunca hubiéramos sospechado poder llegar.

Ser mujer empresaria hace años era casi una anécdota, pero usted ha sido siempre un ejemplo de valentía y de constancia. ¿Son esos los valores que se necesitan para que una mujer pueda sacar adelante un negocio?

El ser mujer y llevar una empresa es siempre difícil, y más en los años que yo empecé.

Cómo he dicho, en tantos años ha habido de todo, alegrías por los éxitos y ver qué nuestros productos gustaban y se vendían bien.

Pero también ha habido tiempos muy duros y difíciles, para los que hemos tenido que tener mucha fuerza de voluntad para no dejar la lucha y no venirnos abajo.

Momentos malos en los que nos hemos tenido que enfrentar a las entidades bancarias, y también a las autoridades…que aún viéndonos pasarlo mal, nos han puesto trabas de todo tipo.

Para ello ha habido que tener mucha constancia y mirar siempre adelante, sin miedo a los agravios que nos íbamos encontrando en nuestro trayecto.

Incluso hay veces que nos encontramos falta de aceptación de que una mujer lleve una empresa, tanto por parte del sector masculino como del femenino. No sé calificar si es miedo o que puede ser…quizás es que el mundo del empresariado aún es muy desconocido y si eres mujer puede llegar a ser hasta incomprendido.

La despoblación rural es un grave problema que se combate, entre otras formas, con negocios como el suyo. ¿Cree que las administraciones ofrecen suficientes ayudas y soluciones a los emprendedores en este sentido?

El despoblamiento rural es cada vez más acuciante en nuestro entorno, sobre todo en los pueblos y aldeas pequeñas.

La falta de infraestructuras, de servicios, el envejecimiento de la población, hace que todo sea más difícil.

Siempre que haya facilidades para que se puedan poner en marcha, aunque sean pequeñas empresas y por tanto éstas puedan ayudar a que el despoblamiento se minimice, será una elección positiva. Aunque desgraciadamente no siempre es así.

Los emprendedores tenemos cada vez más trabas para llevar a cabo nuestras propuestas.

Nos encontramos la mayoría de las veces obstáculos insalvables en el camino.

Y aunque a veces desde las administraciones se hacen llamamientos al emprendimiento, cuando llega la hora de mover hilos, nos encontramos con la burocracia en primer lugar, y después todo tipo de legislaciones, que hacen que la mayoría de emprendedores abandonen cuando ven la cantidad de documentación que hay que aportar.

Si hablamos de empresas de alimentación, que necesitan registro sanitario, ya nos perdemos incluso antes de empezar.

Hay veces que después de haber hecho la inversión y puesto en marcha el proyecto, se han encontrado un resquicio y se han tenido que devolver las ayudas recibidas. Por lo que es mucho más duro superar las dificultades.

Hay que ser muy fuerte para superar tantos avatares.

- Publicidad -

Más noticias

Las claves de la nueva directiva europea de eficiencia energética en edificios centran una jornada en el Colegio de Arquitectos

La Diputación de Cádiz y el Colegio de Arquitectos de Cádiz continúan con la colaboración iniciada hace unos años para avanzar...

Más noticias