16/07/2024

María Eugenia Pereira (Smart Material 3D): “Siempre intentamos llevar con orgullo lo bien que se hacen las cosas en Andalucía”
M

Te puede interesar

¿Cuál es la razón de ser de Smart Material 3D?

La razón de ser de Smart Material 3D es crear materiales inteligentes para la fabricación aditiva.

- Publicidad -

Nuestra promesa de valor desde siempre ha sido la innovación. Nuestro norte ahora mismo es la sostenibilidad, conjugar esas dos vertientes.

Desde el principio sabíamos que trabajábamos con una tecnología revolucionaria que está transformando el mundo. Somos una empresa con una clara vocación internacional y todo nuestro esfuerzo estratégico está abocado a la contribución de la responsabilidad medioambiental, entendida desde un lugar que apoya a las empresas con la máxima eficiencia y productividad posible dentro del mercado.

- Publicidad -

¿Cómo se materializa esta vocación ambiental y la sostenibilidad en vuestra compañía?

Actualmente tenemos cuatro marcas desarrolladas. Nosotros producimos para toda la maquinaria de impresión 3D en dos formatos, en filamentos y en pellets.

- Publicidad -

La marca que comenzamos a desarrollar hace dos años, viendo la necesidad que había, sobre todo en el mercado europeo, el seguimiento de los objetivos del desarrollo sostenible que propone de la Unión Europea, creamos una marca que se llama Smartfil ECO. Esta marca intenta producir polímeros de alta calidad, pero que sean de fuentes orgánicas, sostenibles, que no tenga ninguna clase de aditivación química.

Es algo que el mercado estado pidiendo, sobre todo en la parte de los países nórdicos. Necesitan polímeros que sean biodegradables y biocompostables y que tengan cargas orgánicas, como por ejemplo, en nuestro caso, siendo una empresa andaluza, tenemos materiales que tienen cargas de hueso de aceituna, porque abunda mucho en esta zona, y tenemos materiales que tienen cargas de madera, cargas de ostras e intentamos que nuestros proveedores también conserven esa responsabilidad medioambiental en cuanto a todos las materias orgánicas de las cuales nos proveen para nosotros hacer la producción de nuestros filamentos y pellets.

¿Cuál está siendo actualmente vuestro mercado potencial?

Nuestro modelo de negocio está dirigido a cuatro tipos de mercado. Tenemos el cliente final, que es el perfil es una persona normalmente bastante joven. Esta persona tiene una impresora y decide consumir nuestros materiales, pero más como un hobby.

También tenemos otros tipos de clientes, donde nos enfocamos en un negocio más B2B, que son los clientes industriales, sobre todo aquí en Europa. En los últimos años la mayor parte de estos clientes han ido incorporando dentro de sus procesos de producción y de fabricación todas las ventajas que les ofrece la impresión 3D.

Es una de las razones por las que creamos nuestra marca Innovatefil, para poder producir no solamente filamentos para el cliente final, sino producir filamentos para la industria, que requiere productos con más altas propiedades, con propiedades químicas, térmicas y mecánicas diferentes, porque son usados en procesos de producción. Son materiales de alta tecnología que tienen altas prestaciones y que cumplen con necesidades específicas de las diferentes aplicaciones que necesita el mercado. Ahí ya se nos abre un abanico inmenso de posibilidades como la industria de la automoción, la aeroespacial, la médica, la industria de la alimentación, que todos tienen necesidades específicas dentro de sus procesos de producción y se necesita fabricar filamentos o pellets que cumplan cada uno con esas necesidades.

Actualmente, tenemos más de 64 productos diferentes. Pero eso es de cara al mercado, porque internamente, como nos vemos abocados a tener un departamento de I+D muy fuerte para poder diseñar, desarrollar, fabricar y comercializar materiales a medida, podría decir que un 40-50% de nuestra facturación va para ese tipo de cliente industrial que necesita materiales muy específicos, los cuales no comercializamos con nuestra marca, sino comercializamos internamente con cada una de las empresas que llegan a nosotros pidiéndonos estas piezas únicas para su proceso de fabricación.

También es muy importante mencionar que tenemos en un servicio de marca blanca, que tenemos la capacidad de poder desarrollar nuestros productos bajo otra marca, y ofrecemos el servicio completo también desde lo que es la formulación de materiales a medida hasta la parte de marketing, comercialización, hacemos todo el trabajo completo de marca blanca y también tenemos un buen nicho de mercado que demanda de este tipo de producto.

Incidiendo en la historia de la empresa, que sin duda alguna es una empresa con un marcado carácter internacional, ¿en qué punto de evolución decidieron comenzar a exportar?

Smart Material 3D fue creada en 2014 y prácticamente desde 2015 se comenzó nuestra actividad exportadora, realmente no fue una decisión, se dio de manera natural.

Nuestros productos fueron demandados desde el exterior como parte del flujo natural del mercado. La impresión 3D comenzó con un mercado muy pequeño a nivel mundial, y los fabricantes de materiales para impresión 3D como nosotros, eran, y creo que actualmente todavía somos muy pocos en el mercado. Por lo que el mercado internacional siempre estuvo desde el principio demandando nuestros productos, a nosotros y a los pocos fabricantes que somos a nivel mundial.

En este punto, creo que es muy importante destacar que somos una empresa andaluza, que pone todo su empeño para mostrar al resto del mundo la capacidad de la industria andaluza, que no necesariamente es la industria por la cual somos más conocidos en el exterior.

En nuestro caso, la jienense, porque somos de Jaén, y, siempre intentamos llevar con orgullo lo bien que se hacen las cosas en Andalucía.

Por otra parte, incidiendo en la exportación, ¿qué volúmenes exporta actualmente?

Ahora mismo, nuestra cifra de negocio de Smart Material 3D está en torno a los 2,5 millones de euros anuales, de los cuales podría decirte que el 50% de nuestra producción anual es dirigida hacia la exportación. Actualmente tenemos una capacidad instalada de 450 toneladas al año.

Por comentar un poco lo que estamos desarrollando hacia futuro, estamos actualmente haciendo una inversión de más de 700 mil euros para aumentar nuestra capacidad instalada y nuestras líneas de producción.

Esta capacidad instalada va a estar funcionando al 100% a partir de enero del año que viene. Para nosotros significa un aumento de 550 toneladas al año. Nos va a permitir aumentar nuestra cartera de clientes industriales, que es el mercado al que estamos abocados en este momento, y va a responder a una estrategia que tenemos desde hace un año y medio, de expansión comercial hacia el mercado de Oriente Próximo, que es muy importante por para nosotros y también el mercado latinoamericano y Estados Unidos.

Por otra parte, ¿cuáles son los retos de cara al futuro en materia de exportación?

Retos hay muchos. Tenemos muchos planes a futuro, nuestra mirada está siempre diez años adelante. Estamos constantemente planificando, intentando evaluar cuáles son las necesidades de la industria.

La industria está creciendo exponencialmente, los avances tecnológicos cada vez sobrepasan nuestras expectativas. Estamos continuamente preparados en nuestro departamento de I+D para responder al mercado con productos cada vez más tecnológicos.

Ahora mismo acabamos de lanzar nuestra marca Pellets Smart, justamente respondiendo a un mercado que creemos que va a ser el futuro de aquí a 5 años, no sabemos qué va a pasar después de esos 5 años, pero de aquí a ese tiempo ya las impresoras 3D no son la misma impresora normal pequeña de unidades pequeñas, ahora ya estamos hablando de brazos robóticos, de impresoras a gran escala, que pueden imprimir una nave pequeña y creemos que eso va a crecer. Por lo tanto, nuestro formato de filamentos posiblemente en algún momento va a quedar en el pasado o simplemente va a quedar para satisfacer este consumidor final que tiene su pequeña impresora en casa. Pero el verdadero cliente potencial, el industrial, ya no va a consumir filamentos, porque no va a ser suficiente. Entonces, los pellets sí son lo que van a llenar ese espacio para poder hacer impresiones a gran tamaño con materiales cada vez técnicos y que cumplan con necesidades cada vez más específicas.

Para concluir, somos una empresa con una gran vocación internacional. Estamos en un continuo proceso que tiene como norte la transformación digital y la sostenibilidad. Tenemos una visión global hacia las necesidades de nuestros clientes, que articule de manera eficiente todas las aristas de nuestra empresa con las necesidades del mercado.

- Publicidad -

Más noticias

Alejandro García (Jajoan): “Una mezcla perfecta de innovación y personalización”

¿Cuándo surge Jajoan? La Sastrería Jajoan nació en 1967 con el objetivo de rescatar la tradición de la sastrería a...

Más noticias