15/06/2024

Manuel Figueruela: “Generación de tecnología que se centran en regenerar tejidos”
M

Te puede interesar

¿Qué es Regemat 3D?

- Publicidad -

Regemat 3D una empresa granadina internacional, porque actualmente operamos ya en 34 países de todo el mundo, cubrimos prácticamente toda Europa, pero también países como Estados Unidos, China, Canadá, India, Australia.

El origen Regemat 3D es la generación de tecnología que se centran en regenerar tejidos para mejorar la calidad de vida de los pacientes, también contribuir a salvar vidas.

- Publicidad -

Cuando nos referimos a regenerar tejidos, lo que Regemat 3D está consiguiendo a través de su tecnología y colaboración con los grupos de investigación más importan- tes a nivel mundial, por ejemplo, regenerar cartílago, piel, hueso o tejido cardíaco. Tenemos algunos casos, como, por ejemplo, en colaboración con la facultad de medicina de Sídney, con quienes hemos conseguido regenerar tejido cardíaco necrosado, básicamente la parte del corazón que “muere” después de un infarto, hemos conseguido con nuestra tecnología y con este grupo de Sídney, de- volverla a la vida.

También estamos trabajando en otro proyecto, como, por ejemplo, la regeneración de cartílagos de la rodilla, la artrosis y la artritis que son enfermedades degenerativas, que hasta la fecha no han tenido cura, nosotros en países como México, donde el regulatorio es diferente, podemos trabajar con pacientes, colaboramos con hospitales del país.

Básicamente lo que hace es desarrollar bioimpresoras y biorreactores para generar en laboratorio in vitro estos tejidos que después puedan implantarse en el paciente humano.

Adicionalmente, somos también investigadores, tenemos un laboratorio propio en el que se están desarrollando proyectos de investigación relacionados con la regeneración de médula espinal y nervio periférico. También tenemos un modelo funcional de piel, se está aplicando en distintas patologías como por ejemplo la dermatitis bullosa, la piel de mariposa, en lo niños o también para paciente quemados, o incluso para el testado de fármacos, porque al final, lo que se está consiguiendo es, por ejemplo, imprimir este modelo de piel humana para comprobar una transferencia que se producen las distintas tapas de la piel, cuando se aplica un cosmético, una crema o cualquier tipo de fármaco.

Esto también es muy importante porque al final lo que estamos haciendo es evitar el uso de animales en laboratorio, es importante ya que todas las normativas mundiales están prohibiendo esta práctica, como estamos viendo en Canadá, por ejemplo, ya está prohibido el uso de animales en laboratorios para experimentación. En el Estado Unidos ya han sacado la reforma 4.0 de la FDA, lo que dice es que ya no es necesario hacer ensayos en animales para tener resultados que puedan ser trasladados a pacientes, simplemente con tecnología actual sería suficiente.

En Europa se prevé que para el 2030 también esté completamente prohibido. Entonces, con las tecnologías de bioimpresión 3D lo que se consigue es, por ejemplo, imprimir un tumor de cáncer de colon para probar directamente sobre él los que serán los futuros fármacos. Los resultados que se obtienen tienen, evidentemente se reproducen más fielmente cuando pasamos a los humanos que los que se tienen con los animales. Por tanto, estamos consiguiendo reducir el uso de animales para la investigación, así como reducir los plazos para tener un fármaco aceptado y también los costes de desarrollo.

Desde el diseño hasta la implantación en el paciente, ¿cómo es el proceso de trabajo?

Por poner un ejemplo, para que pueda entenderse bien cómo funciona la tecnología de bioimpresión. Centrándonos en el caso del cartílago de la rodilla, trabajamos con documentación del paciente, en este caso resonancia magnética o tac. De esa documentación extraemos la información de la patología, del defecto que tiene el paciente en la rodilla, y esa información se le pasa a la bioimpresora. De manera que la bioimpresora imprime una estructura que sirve de soporte para las células que regenerarán el cartílago, esta estructura tiene las mismas dimensiones y morfología de la patología del paciente. En ese mismo proceso se implantan las células del propio paciente, que se extraen, por ejemplo, de la grasa que hay debajo de la rótula o de la cresta iliaca en la cadera, son células madre, se convierten a otro tipo de células que se llaman condrocitos, son las que regeneran el cartílago.

En este proceso de impresión, una vez impreso la estructura de soporte, se añaden las células del propio paciente convertidas en condrocitos y se añaden también otros elementos como por ejemplo factores de crecimiento y proteínas.

- Publicidad -

Este constructo se implanta en la rodilla al paciente y en menos de dos años estamos consiguiendo que las células regeneren el cartílago inexistente o dañado, y que además no queden restos de los materiales que se utilizan para las estructuras de soporte que son biodegradables y biocompatibles. Son un ejemplo de la aplicación de la tecnología directamente en el paciente.

¿Qué diferencia esta tecnología para tratamientos médicos de otras ya existentes?

Por ejemplo, en el caso del cartílago, la diferencia es clara. Actualmente no existe una cura para la artrosis o la artritis. El poder utilizar células madre del propio paciente que garantizan la regeneración de los tejidos es la principal diferencia, pero sobre todo lo que buscamos con esta tecnología es la autoregeneración de las lesiones, por ejemplo, cuando se produce pensando en el ámbito maxilofacial, hay algunas patologías en las que ya llega momento en el que no se pueda hacer un implante dental, porque no hay densidad ósea suficiente, es decir que no hay hueso suficiente como para agarrar el implante. Nosotros lo que estamos consiguiendo es regenerar ese hueso, para que haya una densidad ósea suficiente para poder realizar ese implante.

Principalmente lo que nosotros buscamos en la autoregeneración de los tejidos humanos, como cartílago, piel, hueso, córnea, tejido cardíaco, con el objetivo de buscar soluciones a enfermedades que actualmente no tienen cura.

¿En qué grado cree usted está introducida a la impresión 3D en el día a día de los quirófanos españoles? ¿Nos llevan ventajas otros países ver?

Aquí lo que ocurre es que estamos todavía un poco supeditados a los permisos desde el punto de vista regulatorio. De hecho, nosotros estamos en contacto con la Agencia Europea del Medicamento y con la Agencia Española del Medicamento, que lo que nos dicen es que tanto desde el punto de vista tecnológico, como desde el punto vista de los resultados de investigación, vamos nosotros más rápido que el regulatorio. Entonces, nosotros estamos coescribiendo con estas Agencias el hecho regulatorio para que pueda ser una realidad el poder implantar estas tecnologías en quirófano para aplicarlo directamente al paciente.

En otros países como por ejemplo México, esta tecnología ya se aplican directamente en el paciente porque el regulatorio en ese sentido con un poco más laxo o está avanzado. Podríamos decir que desde ese punto de vista sí nos llevan alguna ventaja algunos países, pero también es cierto que aquí en España ya se está convirtiendo en una realidad, recientemente hemos instalado laboratorio completo de Bioimpresión 3D dentro de un quirófano en el Hospital Santa Lucía de Cartagena, que es un hospital público, por lo que ya es un dato importante, el hecho de que la sanidad pública española esté apostando por esto, un laboratorio o una plataforma completos de regeneración de tejidos mediante tecnología de bioimpresión 3D. En otros hospitales como el Virgen del Rocío de Sevilla, ya se están aplicando estas tecnologías en proyectos como la generación de malla abdominales, incluso cargada con fármaco. La tecnología es una realidad, su aplicación en el ámbito sanitario público está cada vez más cercana y con respecto a otros países, vamos un poquito más atrás, pero con la limitación que existen en regulación.

Para concluir, ¿cuáles seguirán siendo vuestras líneas de investigación para los próximos tiempos?

Nosotros principalmente, como he dicho, ya tenemos proyectos internos centrados principalmente en médula espinal, nervio periférico, piel y cartílago. Pero en colaboración con grupos de investigación, por ejemplo, con la facultad de Medicina de la Fuerza Aérea china, hemos conseguido regenerar hueso en cervical.

Ahora además la comunidad de europea saca unos proyectos que pretenden subvencionar este tipo de desarrollo y en consorcio con universidades y con grupos de investigación como el Fraunhofer, que es un grupo pionero y referente de Alemania y el King´s College de Londres, entre otras, vamos a aplicar también la tecnología en la generación incluso de otro tejido, como puede ser pulmonar, hígado, etc. Al final, la tecnología aplica a cualquier tipo de tejido y la línea que nosotros seguimos son las internas que ya tenemos, que tenemos proyectos bastante avanzados, y las nuevas que se van a poner en marcha con estos centros europeos.

- Publicidad -

Más noticias

El Sector Pesquero aboga por la gestión pesquera sostenible para superar el desafío del siglo XXI: alimentar a 10.000 millones de personas

El sector pesquero agrupado en la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA), de la que forma parte la Confederación...

Más noticias