20/04/2024

Los tiempos de Sevilla
<

Te puede interesar

Esta ciudad hispalense, esta urbe del sur, este emporio de riqueza y cultura tiene sus tiempos.

- Publicidad -

Los tiempos, los definen dos parámetros: el calendario de las estaciones climatológicas y el calendario de festividades cristiano, temperatura, estaciones del año y cultos católicos se mezclan para determinar el termómetro de la actividad en esta ciudad.

Semana Santa, Rocio, Corpus Christi entremezclados con Feria de Abril, Vela de Santa Ana y temporada taurina configuran el universo en el calendario del sevillano, gravitando la actividad empresarial y social entorno a ello.

- Publicidad -

Esto es una absoluta peculiaridad de Sevilla, esta rareza, este endemismo solo acontece en esta metrópolis del Sur de Europa, llamando la atención vivamente a cuantos nos visitan y mas si es del mundo de la empresa.

Durante años, he contemplado como advenedizos ejecutivos pretendían colocar eventos, visitas, entrevistas de trabajo en fechas que a la sevillana manera ni se contemplaban, el resultado era claramente un fracaso al no adecuarse a los usos y costumbres que configuraban este territorio donde ahora llegaba y que creía que podía transportar su manera de trabajo

Reuniones en pleno verano a las tres de la tarde o en pleno mes de agosto o sencillamente en medio de la salida de la Hermandades para el Rocio, hacían naufragar a este ejecutivo que quería y pretendía imponer eso que se gesta más allá de Despeñaperros.

¿Con esto quiere decir que aquí se trabaja menos? Nunca pero aquí se trabaja de una manera diferente adecuados a nuestro entorno a nuestra climatología ya nuestras costumbres, el resultado de esta adecuación al ecosistema hispalense siempre será infinitamente mejor que tratar de imponer cánones preconcebidos en otros lares.

Sevilla tiene sus tiempos, y decir Sevilla es prácticamente decidir Andalucia y tratar de adecuarse a ellos es un sabio consejo en pro de la productividad y de la mejora de los negocios.

Ahora entramos en primavera fechas de actividad máxima de preparación para todas las fiestas laicas y ecuménicas que se nos avecinan, artesanos, empleadores, manufactureros, libre pensadores, políticos y gentes de ralea definen sus actividades con una agilidad y premura máxima, con actividad frenética que se combina entre quinarios, via Crucis, pregones y montajes de casetas.

Señores donde fueran hagan lo que vieran porque es sabio acomodarse a lo que lleva funcionando siglos, porque aquí se trabaja, pero de otra manera y compaginamos el laboro con la fiesta en pro de una mejor salud mental, espiritual y crematística.

- Publicidad -

Más noticias

Rafael Olvera: “El año pasado nos visitaron 129.000 personas de 86 nacionalidades distintas”

La Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre de Jerez es una de las joyas que tiene nuestra comunidad, pero...

Más noticias