21/05/2024

Juan José Manzano: “AlmaNatura: un caso de éxito en la reactivación del tejido rural”
J

"Sin empleo no hay oportunidades. En el mundo rural el empleo genera la oportunidad de poder quedarte a vivir y, sobre todo, construir una familia y construir una vida"

Te puede interesar

¿Qué es AlmaNatura? Y ¿Por qué surgió la necesidad de crear un proyecto como este?

- Publicidad -

Alma Natura es una organización que se dedica a la reactivación rural en cuatro frentes: educación, salud, uso de tecnología y mejora del empleo.

Frentes que son claves para la fijación de población, sobre todo de las personas autóctonas que viven en el territorio. Surgió hace 25 años cuando, siendo muy jóvenes, veíamos la obligatoriedad de tener que cambiar de vida, es decir, irnos a vivir a una ciudad y dejar Arroyomolinos de León, nuestro pueblo de 950 habitantes, ante la falta de empleo juvenil. Veíamos como la falta de oportunidades y de empleo nos empujaba directamente a vivir en un entorno urbano, y ante eso decidimos rebelarnos.

- Publicidad -

Desde siempre las ciudades han sido visto como lugares de oportunidades personales y profesionales lo que ha ido dejando a los pueblos vacíos. ¿Cómo actúa AlmaNatura para cambiar esa dinámica?

Nosotros tenemos nuestro foco puesto en el del talento emprendedor. Para nosotros la gente que, o bien busca empleo por cuenta ajena y quiere teletrabajar desde el mundo rural o bien quiere montar un proyecto de emprendimiento, son claramente actores principales en la fijación de población. Entre otras cosas porque sin empleo no hay oportunidades. En el mundo rural el empleo genera la oportunidad de poder quedarte a vivir y, sobre todo, construir una familia y construir una vida. Por lo tanto, el empleo es fundamental, pero también los centros educativos, los colegios públicos rurales o los centros de formación profesional son clave porque garantizan relevo generacional. Si no trabajamos con ellos también los perderemos en las próximas generaciones.

Y para eso, uno de los proyectos que tenemos junto con Coca-Cola, es justamente desarrollar iniciativas que mejoren las habilidades de todos nuestros jóvenes que habitan en entornos de cualquier parte de España. Siempre hacemos y desarrollamos proyectos en Alianza público privada. Es decir, por un lado, tenemos a lo público, por ejemplo, los ayuntamientos, que nos ayudan a llevar nuestros proyectos a ese territorio y por otro lado trabajamos con marcas que de alguna manera tienen conciencia acerca del problema y que se alían con nosotros para dar respuesta a la problemática.

Los habitantes de las ciudades miran a los pueblos con la sensación de que la vida en ellos es más tranquila y apacible, pero a menudo no se piensa en las desventajas de vivir en lugares que han ido perdiendo servicios esenciales. En este sentido ¿AlmaNatura tiene también un carácter reivindicativo?

Alma Natura tiene también un carácter reivindicativo. Nosotros tenemos un punto de generar incomodidad. Por ponerte un ejemplo, nosotros en Arroyomolinos de León hemos rehabilitado un antiguo molino de aceite y lo hemos dotado de una programación cultural permanente durante todo el año a la vista de que el pequeño ayuntamiento que gestiona el municipio sólo tenía actividades culturales durante el verano. Ahora una persona en el mes de abril, un miércoles cualquiera, puede tener un taller de cestería, un taller de tango o como tuvimos esta misma semana, un taller de impresión botánica.

Esto hace que tú puedas disfrutar de una actividad que es relacionarte con tu vecino, puedas tener una vida un poco más abierta y más diversa que lo que generalmente se ofrece en el mundo rural.

Este carácter reivindicativo hace que a veces sea incómodo porque al final, pones en evidencia de porqué los servicios públicos no pueden cubrir todos los derechos que tiene la ciudadanía, porque el acceso a la cultura también es un derecho de los ciudadanos. Nosotros nos consideramos una empresa regenerativa y por lo tanto no esperamos a que otros actúen, sino que directamente actuamos, y eso puede crear una cierta inquietud.

Ustedes han conseguido desde Arroyomolinos de León, un pequeño pueblo de Huelva, colaborar con las empresas más importantes de este país. ¿Cómo se hace eso?

AlmaNatura, en el año 2013 obtuvo un certificado internacional que se llama B Corp. que acredita que decimos que hacemos, lo hacemos. Es decir, que si hablamos de que generamos oportunidades en el ámbito del emprendimiento para nosotros esa certificación nos mide si efectivamente generamos cambios que sean lo suficientemente atractivos y positivo para el territorio rural.

- Publicidad -

Cuando una entidad de este tipo certifica que lo que tú dices es verdad, que lo haces, pues generas una confianza en el mercado de alguna forma. Esto unido a toda la trayectoria de más de 25 años y a todo el trabajo que hemos hecho, sobre todo en ciudades como Madrid, de comunicación de nuestro proyecto, pues ha hecho que efectivamente muchas más empresas y organizaciones se interesen por el trabajo que hacemos. Y sin olvidar, por supuesto, a lo público, porque nuestra fórmula es la creación de una alianza público privada.

El 100% de los beneficios van destinados a financiar el programa “Regenera Cultura”, de Fundación AlmaNatura. ¿En qué consiste este programa?

Nosotros tenemos un sueldo dentro de nuestra empresa, pero el 100% de los beneficios se donan a nuestra fundación. Nosotros nacimos como una ONG, como una asociación sin ánimo de lucro. Después nos convertimos en una empresa y en ese tiempo sentíamos que habíamos perdido ese carácter de impacto positivo sobre la sociedad, con lo cual en los últimos tres años hemos reconducido toda nuestra actividad empresarial y sentíamos que aparte de tener esa empresa debíamos crear una fundación precisamente para dar respuesta a lo que nos hizo movernos y a lo que nos hizo crear el proyecto AlmaNatura.

Se ha financiado la rehabilitación de un antiguo molino de aceite y ahora mismo se está rehabilitando el antiguo cine del pueblo, y todo ha sido con ese fondo privado, esa bolsa de dinero que se generó gracias a nuestra empresa y a no haber repartido dividendo. Y además se hace una dotación anual en torno a 25.000 € a nuestra fundación para que un habitante o un vecino de la comarca en la que nosotros estamos en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Huelva, pueda disfrutar de un modelo de cultura innovadora y de calidad en un municipio de 950 habitantes, sin necesidad de desplazarse a otro lugar donde se celebren esas actividades.

En la sala de molienda de este antiguo molino de aceite tenemos una programación de en torno a 25 acciones al año en las que participan unas mil 1500 personas y hay una comunidad activa, de unas 300 personas, que forman parte de programas de voluntariado, por ejemplo, en la investigación de documentos históricos que se están perdiendo o en la organización de talleres de teatro hasta talleres o de poda y de injertos, por ejemplo.

Y lo más importante del regenera cultura es que nosotros ponemos en el centro al ciudadano, es decir, que es el ciudadano el que construye la programación con nuestro mediador cultural.

- Publicidad -

Más noticias

Alberto Cortés (Ginevia): “Corroborar y confirmar que tenemos un producto de calidad”

La idea de crear una ginebra con Stevia es innovadora y única en el mercado. ¿Cómo nace esta idea...

Más noticias