15/06/2024

El Balcón de la Esperanza ya es una realidad
E

Te puede interesar

El proyecto es un espacio anexo a la UCI del Hospital Universitario Virgen Macarena que ha sido promovido por la Hermandad de la Macarena de Sevilla, con la participación del estudio de arquitectura CDC Arquitectos; el estudio BG20 Arquitectos; la constructora Revescoan; y la Dirección Técnica del Hospital Macarena. El Balcón de la Esperanza es un lugar que permite a los pacientes de la UCI disfrutar junto a un familiar de la luz natural e incluso salir al exterior de la terraza, si el tiempo lo permite, consiguiendo indudablemente, grandes beneficios para su recuperación.

El pasado 18 de diciembre, Día de la Virgen de la Esperanza, fue el elegido por la Hermandad de la Macarena de Sevilla para la inauguración del Balcón de la Esperanza. Al acto acudieron el hermano mayor de la hermandad, José Antonio Fernández, y la consiliaria de Asistencia Social, Maria Luisa Gayán, que acompañados del gerente del Hospital Virgen Macarena, Miguel Ángel Colmenero, visitaron las instalaciones antes de que fueran puesta en uso para los pacientes.

- Publicidad -

Acudieron al acto también, José Gutiérrez López, Isabel María Gutiérrez y Francisco Rojas en representación de Revescoan, así como los directores de obra, Rafael Conejero y Jorge Pérez de BG20 Estudio, y el Capitán y el Teniente de los Armaos de la Centuria, Fernando Vaz y Manuel Ruiz respectivamente, cumpliendo estrictamente con las medidas de seguridad impuestas por la actual situación sanitaria.

Desarrollado por la Hermandad de la Macarena y ejecutado por Revescoan, se trata de un lugar que les permitirá disfrutar a los pacientes de la UCI junto a un familiar, de ver un ratito al día la luz natural gracias al gran cierre que hacen de división entre la parte de la terraza cerrada y la parte abierta, e incluso salir al exterior de la terraza, si el tiempo lo permite, consiguiendo indudablemente, grandes beneficios para su recuperación.

- Publicidad -

Este proyecto ha sido promovido por los Armaos de la Centuria Romana y la Asistencia Social de la hermandad que, con el respaldo del hermano mayor y la involucración directa de los miembros de la Junta de Gobierno en pleno, así como por todos los hermanos que han contribuido económicamente y apoyado el proyecto, se ha podido materializar en el Balcón de la Esperanza.

El proyecto se ha realizado tal y como habían imaginado para sus pacientes el personal sanitario de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital, Lola González, responsable de Enfermería, y José Garnacho, responsable médico, que apoyados también por su Dirección General y por el personal técnico del centro veían en este proyecto una mejora para los pacientes de la UCI y un acelerador de su recuperación.

Por eso Revescoan no pudo decir que no, cuando la llamaron para participar en este bonito proyecto, y llevar a cabo las obras necesarias para construir en que lo que antes era una azotea sin uso, un espacio lleno de Luz y de Esperanza.

Este Balcón de la Esperanza, con una zona cubierta completamente acristalada hacia el exterior, y una zona descubierta de terraza, medicalizada con todo lo necesario, será el nuevo espacio de la UCI donde los pacientes podrán salir en los días buenos a recibir el aire fresco o ver la luz del día, y en los días de frío o lluvia, ver al menos a través de un gran ventanal el exterior después de una larga estancia en la UCI.

El objetivo del proyecto era que, muchos de ellos, puedan sentir más ‘humanizado’ su paso por la unidad, y acompañados por un familiar, llevar mejor el proceso hospitalario que una unidad de cuidados intensivos conlleva.

Empresas colaboradoras
Para pasar de ser una simple idea, “un sueño”, como decían ellos, a convertirse en una realidad, ha sido necesario que todas las partes implicadas se hayan involucrado como lo han hecho. Desde el estudio de arquitectura CDC Arquitectos, que hicieron el proyecto básico y le dieron forma. El estudio BG20 Arquitectos, con Rafael Conejero y Jorge Pérez, como directores de obra, que han seguido cuidadosamente todo el proceso de la misma durante estos meses. La constructora Revescoan que ha ejecutado y coordinado las obras y la Dirección Técnica del Hospital Macarena, Carmen Garrido y la Técnico de Obra Maite Noa, así como el equipo de mantenimiento del mismo. Entre todos, han ayudado y aportado en todos los cambios que ha habido que realizar in situ para poder hacerlo realidad.

Del mismo modo, esto no hubiera sido posible sin el apoyo de las diferentes empresas colaboradoras de Revescoan en el proceso de la obra, como han sido: Saloni, Aseisa, Arb Instalaciones Eléctricas, Carpe Acondicionamiento de Interiores, Alualex Carpintería Aluminio, Construcciones Metálicas Moruno, Grupo Forma Solidsurface, Francisco Moreno Restauraciones, Gordillo´s Cal de Morón, ASM pintores, Mafisur Muebles, Athair Vidrios Especiales, Megafrío Climatización, Proinco, Lora Fuertes Instalaciones, Ramón & Sebastián, Big Mat Matias Árbol, Placo Saint Gobain y Vescom, sin las que la empresa no habría podido llevarlo a cabo.

Estas empresas y profesionales se han unido a la llamada de José Gutiérrez López e Isabel María Gutiérrez Chaves, de Revescoan, donando parte de su trabajo o sus beneficios, que canalizaron en ellos la petición de la de la Hermandad de la Macarena para poder realizar el proyecto.

Revescoan volcó todo su personal de obra, con el Gerente de Producción Francisco Rojas Vázquez a la cabeza de la misma, y Jose Antonio García como Encargado de Obras, para poder realizar los trabajos necesarios para convertir lo que era una azotea donde antes había máquinas de aire acondicionado y poco más, en un espacio habitable, dotado de todas las instalaciones necesarias para un paciente de UCI, así como para cumplir con los requerimientos técnicos del Hospital en cuanto a acabados y medidas sanitarias.

- Publicidad -

La constructora realizó una sala medicalizada con todas las instalaciones que una UCI requiere, y un baño adaptado para comodidad de los pacientes que allí estén. El espacio se ha adaptado a toda la normativa específica del uso hospitalario y a las necesidades de este tipo de paciente, que son distintas a uno de planta por la situación más delicada que presenta.

El espacio cuenta además con un espacio exterior preparado para mantener la intimidad y a la vez para disfrutar de respirar fuera y sentir la brisa y el sol, es el llamado Balcón de la Esperanza.

En el interior se ha dotado del mínimo mobiliario necesario para que sea un espacio polivalente que se adapte a la situación de cada paciente, que será acompañado por un familiar en dicha estancia, consiguiendo que en su paso por la UCI, tenga una lugar para guardar en su retina la luz del sol y sentir el aire en su cara, en un Balcón lleno de vida y Esperanza. Ella aquí, siempre presente.

- Publicidad -

Más noticias

El Sector Pesquero aboga por la gestión pesquera sostenible para superar el desafío del siglo XXI: alimentar a 10.000 millones de personas

El sector pesquero agrupado en la Coalición Internacional de Asociaciones Pesqueras (ICFA), de la que forma parte la Confederación...

Más noticias