13/06/2024

Catalina García: “Nos gustaría empezar el nuevo curso escolar con las enfermeras referentes en los centros educativos funcionando al 100%”
C

Te puede interesar

“Creemos que podemos dar soluciones puntuales al problema de Atención Primaria, pero el verdadero problema es el déficit de profesionales”

El pacto al que han llegado con los sindicatos es para la mejora de la Atención Primaria. ¿En qué consiste y qué va a paliar?

- Publicidad -

Este pacto es el primer paso que Andalucía ha dado para intentar cambiar el modelo de Atención Primaria. Creemos que debería de ser un cambio de modelo a nivel nacional, que es lo que venimos pidiéndole al Gobierno de España y a los cinco ministros de Sanidad de Sánchez. Lo mismo que ha reclamado el presidente de la Junta, Juanma Moreno, en reiteradas ocasiones al presidente Pedro Sánchez en sus reuniones.

Es necesario un Pacto por la Sanidad a nivel nacional, que nos permita a todas las comunidades autónomas hablar del nuevo modelo de sanidad para el futuro del Sistema Nacional de Salud. Porque está claro que el modelo actual está agotado. Fue concebido para atender a las enfermedades agudas, pero nos encontramos en una situación totalmente distinta. Ahora la necesidad es basarnos en un proyecto de sistema sanitario que tenga muy bien afianzado los cimientos en la prevención, en la promoción de salud, en la atención a la cronicidad, en la investigación y en la incorporación de la inteligencia artificial y de las nuevas tecnologías.

- Publicidad -

Nosotros damos un paso adelante, puesto que durante cuatro años no hemos encontrado esa respuesta por parte del Gobierno de España para hacer esa reforma que creemos imprescindible. Damos ese paso y llegamos a un acuerdo en mesa sectorial, que viene a mejorar condiciones laborales en más de 180 millones de euros. Un pacto histórico que viene a mejorar también el modelo de carrera profesional. Quiero recordar que ya dimos el primer paso hace dos años con el aumento de las categorías dentro de la carrera profesional, un acuerdo de mesa sectorial del año 2006, que 15 años después nosotros pudimos cumplir. Este nuevo acuerdo con la mesa sectorial, además, se verá enriquecido, porque presentaremos el documento final a primeros de septiembre con las aportaciones del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos y Consejo Andaluz de Colegios de Enfermería, las sociedades científicas y las aportaciones de los propios profesionales del Servicio Andaluz de Salud, que han estado guiadas por una mesa de trabajo por parte de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Recogemos todas sus opiniones y recogemos qué creen ellos que podemos hacer. Está muy claro lo que todos nos dicen y en qué camino vamos. Debemos avanzar hacia un modelo de Atención Primaria mucho más resolutivo, donde seamos capaces de que los médicos puedan ejercer su función de diagnóstico y tratamiento, y que el resto del equipo de Atención Primaria también pueda ayudar y pueda ejecutar sus competencias. Avanzar, precisamente, en competencias de enfermería, de matrona, de fisioterapeutas, trabajadores sociales, odontólogos… que tienen un amplio campo de trabajo. Introducimos nuevas categorías, como puede ser podología, que formará equipos dentro de Atención Primaria para seguimiento del pie diabético. Vamos a tener las enfermeras referentes escolares o las enfermeras de acogida, un modelo que venga a dar respuesta a la prevención, a la promoción, a los problemas de salud y a los problemas de cronicidad. Ante los problemas de cronicidad, por ejemplo, tenemos que conseguir un circuito que nos permita esa atención continuada de la persona en su domicilio, para cuando se dirija a Primaria o al hospital este circuito esté totalmente engrasado para que esa persona no se mueva de un sitio a otro, sino que sea el sistema el que dé una respuesta uniforme y directa.

Para eso también trabajamos con la Consejería de Inclusión Social en una estrategia sociosanitaria que nos permita confluir entre sus profesionales y los nuestros, con el fin de para dar esa atención integral al paciente que tenemos en domicilio, que son pacientes mayores, crónicos, pluripatológicos, y que consideramos que deben tener ese circuito específico. Con lo cual, la reforma de Atención Primaria y ese pacto nos va a ayudar a esa Atención Primaria con mayor capacidad de diagnóstico.

Se está dando formación específica a los médicos, van a tener nuevas tecnologías, van a poder hacer pruebas diagnósticas. Y cuando ellos consideren, como médicos especialistas que son, que necesitan ya la derivación a otra especialidad, la podrán hacer y tendrán también una coordinación muy buena con especializada a través de teleconsulta, para poder hacer esas derivaciones de acuerdo con la gravedad, con la emergencia que tenga cada paciente, porque cada paciente es un mundo y cada paciente es un perfil diferente.

Hay muchos titulares que culpan a la administración de la falta de diligencia en la Atención Primaria con los pacientes. ¿Cree que este pacto va a acabar con la crítica que se ha cernido sobre la Atención Primaria?

Tengo que decir que actualmente Andalucía tiene una demora media para que te pueda ver el médico de Familia de 2,7 días. Es verdad que tenemos sitios puntuales donde esa atención es mayor, pero tenemos un objetivo claro que es llegar a las 48 horas.

¿Qué problema tenemos ahora mismo en Atención Primaria? Y yo insisto de manera recurrente, no sólo Andalucía sino el resto de las comunidades autónomas: un gran déficit de médicos que nos impide cubrir, por ejemplo, en la época en la que estamos, las vacaciones de verano, una baja por enfermedad, los permisos que de forma ordinaria se toman los profesionales a lo largo del año o una jubilación. Eso obliga a que los profesionales, a los que agradecemos siempre su compro- miso, tengan que hacer un esfuerzo para cubrir a su compañero.

Una de las soluciones que hemos puesto encima de la mesa es una herramienta demandada por ellos desde hace veinte años, que es la continuidad asistencial. Esa herramienta ya la tienen para ayudarles a gestionar esa mayor demanda por no poder cubrir el número de médicos.

Sabemos en Andalucía y en el resto del Sistema Nacional de Salud que lo vamos a ir padeciendo durante unos años, porque anteriormente no se hizo ese ajuste por parte los anteriores gobiernos andaluces.

- Publicidad -

Nosotros, desde 2019 hasta ahora, hemos aumentado el número de plazas MIR y en este año estamos en un 36% más que en el año 2018. Eso nos va a llevar a que en el año 2024 podamos empezar a cubrir jubilaciones y, en el 2025 y 2026, empezamos a tener de esos médicos que ahora ya estamos formando un número suficiente para empezar a cubrir, no todas, pero para poder cubrir bajas por enfermedades y permisos. Mientras tanto, podremos ir avanzando, como ahora hemos hecho, reduciendo el número de pacientes por consultas, 35 en Medicina de Familia y 25 en Pediatría; ofreciendo la herramienta de la continuidad asistencial; a través de las consultas de acogida, que están funcionando muy bien para la redistribución de la demanda, con una capacidad de resolución del 55%; ampliando el número de fisioterapeutas, como queremos hacer para poder aumentar la atención a la cronicidad, dentro de primaria y que no haya que hacer una derivación secundaria…

Creemos que podemos dar soluciones puntuales al problema de Atención Primaria, pero el verdadero problema es el déficit de profesionales. Este año estamos contentos porque de los médicos de familia que han terminado su formación especializada en Andalucía, el 91% ha decidido quedarse aquí. Y la previsión es que el 90% del total de los MIR se queden en Andalucía. Aun así, seguimos teniendo un déficit brutal de médicos y eso lastrará por ahora la Atención Primaria. A pesar de que estamos ya poniendo programas en marcha de atención a la cronicidad que permitirá despejar la Atención Primaria.

Hablaba de las nuevas tecnologías y la digitalización. Ahora Salud Responde cumple 10 años, es una herramienta digital que evidentemente es bastante básica. ¿Están trabajando para que eso sea una herramienta más eficaz?

Exacto, precisamente hemos presentado hace pocos días, una herramienta de seguimiento proactivo de cronicidad que está totalmente involucrada con Salud Responde.

Salud Responde tiene que seguir avanzando, ha cumplido 10 años y queremos que avance, que nos ayude y que se involucre en una mayor cartera de servicios. Y, como decía, una parte clave va a ser la atención a la cronicidad.

Hace poco presentábamos el ‘Programa Respira’ para pacientes con EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica). Estos enfermos tendrán un dispositivo en forma de reloj que le va a medir la frecuencia cardiaca, la saturación de oxígeno y la tensión de arterial. Este dispositivo está conectado al móvil, a través de una aplicación, y todas las mañanas hacen un che- queo que va directamente a Salud Responde. Salud Responde lo vigila diariamente, pero, además, cuando los niveles y los parámetros se modifican en niveles que no son óptimos, salta una alerta a las personas de Enfermería de Salud Responde. En ese momento el personal de Salud Responde llama al enfermo, hace su primera valoración y decide si tiene que derivarlo a un hospital, a un centro salud o el mismo personal de Enfermería se traslada donde esté el paciente.

Hemos empezado por esa enfermedad, que es la de mayor prevalencia, pero vamos a ir incorporando a personas diabéticas, hipertensas, cardiópatas. Este seguimiento también queremos hacerlo con los trabajadores de Teleasistencia de la Consejería de Inclusión Social. Más de 250.000 andaluces están conectados al servicio de Teleasistencia a través del botón rojo, mediante el cual también se puede dar cita con su médico de referencia.

Lo que vamos a mejorar es que, en esos servicios, tanto el de Teleasistencia como el de Salud Responde, podamos avanzar tecnológica- mente en el control proactivo de los enfermos crónicos.

Todavía no hemos mencionado el tema de la salud mental, importante en los tiempos que corren, ¿cómo encaja en todo esto?

Hace poco hemos hecho una comparecencia en el Parlamento hablando del programa de prevención de la conducta suicida y de lucha contra el suicidio en Andalucía, que también dimos cuenta al Consejo de Gobierno. Venimos trabajando desde el año 2019 en este proyecto. Ya se habían adoptado medidas, pero este programa viene a unificar todas las acciones.

Desde 2019, el presidente de la Junta de Andalucía viene diciendo que el impulso a la Salud Mental es uno de sus objetivos de Gobierno. Al igual que la Atención Primaria era una parte clave para mejorar, siempre ponemos el acento en la Salud Mental. Pero no sólo en la Salud Mental como enfermedad, sino como protección de nuestra salud y la prevención de posibles problemas. Para eso queremos empezar en los centros educativos con las enfermeras referentes escolares, que ya han recibido una formación específica para la promoción y prevención en Salud Mental. Para que, de la mano de la comunidad educativa, que también va a recibir una formación específica, así como los médicos de Atención Primaria, seamos capaces de activar un circuito perfectamente engrasado que nos permita detectar a los menores que puedan desarrollar una enfermedad de Salud Mental grave. Quiero recordar que los problemas de Salud Mental pueden debutar en torno a los 14 años.

Vamos a centrarnos en trabajar con los menores, con sus familias, porque también tenemos que proteger a los niños de muchos elementos, como son las pantallas, el acceso a las redes sociales, y eso tenemos que trabajarlo de las manos de sus familias.

Con las consejerías de Inclusión Social y de Desarrollo Educativo estamos preparando un programa para el curso que viene dirigido a los padres para hablar, precisamente, del acceso a las nuevas tecnologías y conseguir de ellos un compromiso para que nos ayuden a proteger la Salud Mental de sus hijos.

También vamos a seguir aumentando el número de profesionales en los recursos asistenciales de Salud Mental. Cuando acabemos 2023 estaremos en una ratio de 12,1% por cada mil habitantes de psicólogos y psiquiatras, superando la media nacional. Esto no quiere decir que estamos satisfechos, tenemos que seguir avanzando, porque sabemos que los modelos de vida actuales pueden desencadenar problemas de Salud Mental en el futuro. Por lo tanto, es el momento de adaptar las medidas y los pro- gramas necesarios para empezar de una manera decidida a tratar los problemas de Salud Mental, pero también a prevenir y a promocionar la salud protegiendo nuestra Salud Mental.

Hay otras enfermedades que siempre se ha hecho una labor muy preventiva, como el cáncer. ¿Cuáles son los datos de Andalucía? ¿Qué se está haciendo?

La prevención tiene que ser uno de los cimientos de la base del Sistema Sanitario Público de Andalucía. En esta prevención entran de lleno los cribados de cáncer, que cuando se implementan y van cogiendo afianzamiento en la población, el número de diagnósticos de cáncer avanzado se disminuye de una manera exponencial.

Este año empezamos con un aumento en el cribado de cáncer de mama, incrementando el intervalo de edad. Actualmente se encuentra entre las mujeres de 50 a 69 años. Desde este año vamos a ir aumentando para llegar, en una primera fase, de los 47 a los 71 años. Respecto al cribado de cáncer de colon, queremos llevar a cabo una campaña publicitaria y de información muy potente para captar a más andaluces para que se realicen la prueba. Hoy cubrimos al 99% de la población diana, a la que le está llegando la invitación, pero no están participando todos como nos gusta- ría. Hemos pasado de 400.000 invitaciones aceptadas en 2021 a unas 800.000 en 2022. Está creciendo la confianza de los andaluces a hacerse la prueba, pero queremos llegar a un mínimo del 85% de respuesta. Es muy importante aceptar la invitación porque, realmente, salva vidas. Con esa carta puede evitar además dos o tres años de tratamiento agresivo, que lo van a sacar de su vida habitual a esa persona y a su familia. La mayoría de las veces ocurre que cuando llega la carta no existe ninguna sintomatología, por eso deciden no aceptarla, piensan que no les pasa nada. El problema es que el cáncer de colon es asintomático hasta que está en un grado avanzado. Por eso les pido a los andaluces que cuando reciban la carta, contesten. Es un proceso muy sencillo. Yo mismo me he hecho ya la prueba. La realizas, la llevas a tu centro de salud y en unos días recibes la respuesta. A través de esta prueba se están diagnosticando muchos cánceres de colon avanzados, por lo que el cribado sigue siendo una apuesta decidida de esta Consejería.

Desde el plano integral de la atención al cáncer se están estudiando y analizando más cribados para introducirlos. Sobre todo, de los cánceres que tienen mayor pre- valencia y mayor número de casos. Cuando tengamos ese estudio realizado, seguiremos avanzando de una manera decidida en todo lo que sea prevención ante el cáncer.

¿Cómo será la campaña que empezará en septiembre, todo lo referente a vacunas en centros escolares, todo lo relacionado con el nuevo curso?

Nos gustaría empezar el nuevo curso escolar con las enfermeras referentes en los centros educativos funcionando al 100% de la mano de la comunidad docente, con el objetivo de empezar con proyectos de promoción y de prevención que nuestro alumnado necesita. Creemos que es en los menores donde debemos hacer y desarrollar los mayores esfuerzos.

En Andalucía avanzamos en otra medida preventiva muy importante como son las vacunas, en mayores y en niños, para lo que tenemos ya una respuesta muy importante.

En la pasada campaña introdujimos la vacuna antigripal infantil para niños de entre 6 y 59 meses, y hemos logrado llegar al 45% de la tasa de vacunación, cuando el objetivo de partida era un 40%. Los padres han respondido, lo que agradecemos enormemente. Igualmente, hemos empezado a vacunar a los varones que cumplen en 2023 12 años frente al virus del papiloma humano, y también han respondido de una manera muy importante.

Estamos ampliando los grupos de riesgo en la vacuna del herpes zóster y, del mismo modo, hemos cambiado la vacuna del neumococo del 13 al 20-valente para los mayo- res de 60 a72 años. En Andalucía tenemos una cobertura extraordinaria de los mayores en la vacuna del neumococo, igual que en la vacuna de la gripe o como antes ha sido la vacuna del Covid.

Andalucía ha sido de las comunidades autónomas con las tasas de vacunación más elevadas y no es mérito de la Administración. El mérito es de los profesionales, pero especialmente de los andaluces que son sensatos, que consideran que las medidas preventivas son buenas y hay que ejecutarlas. Y en lo que respecta a la vacunación, lo tenemos claro.

Este año, además, empezamos con la inmunización frente al VRS (Virus Respiratorio Sincitial). Un alivio, sin duda, para las familias y esos padres que acudían con sus bebés a Urgencias con bronquiolitis en otoño-invierno. Ahora sí va a existir esa inmunización y creo que será un antes y un después, y, sobre esto, estoy convencida que también tendrá una gran aceptación.

Nuestra apuesta por la prevención es indudable. De hecho, hemos doblado el presupuesto en vacunas, pasando de 42,2 en 2018 a 104 millones de euros este año, y el objetivo de esta Consejería y del Gobierno de Andalucía es seguir invirtiendo en la prevención, que al final es lo que da mayor calidad de vida a los andaluces y lo que además nos ayuda a ser más eficientes.

- Publicidad -

Más noticias

Paradela plantea destinar fondos europeos a mejorar las redes eléctricas e interconexiones para acelerar la transición energética

El consejero de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía, Jorge Paradela, ha planteado hoy en Bruselas...

Más noticias