21/05/2024

Carlos Rubio: “Málaga: el modelo de integración puerto-ciudad”
C

"La gran diversificación en cuanto a tráficos portuarios y fuentes de ingresos en nuestro recinto han permitido compensar las áreas con una actividad más reducida, tales como los contenedores, con otras que han presentado crecimientos importantes, como la importación de vehículos o los cruceros" "En cruceros Málaga volvió a superar 500.000 pasajeros, con una tendencia al crecimiento centrada sobre todo en el turismo premium y de lujo"

Te puede interesar

Los Puertos están viéndose afectados por el contexto internacional tan complicado que estamos viviendo. A pesar de eso el Puerto de Málaga ha conseguido cerrar el pasado ejercicio con beneficios. ¿Cómo valoraría la situación actual del puerto que usted preside?

- Publicidad -

Es cierto que el contexto geopolítico internacional ha tenido una enorme influencia sobre el transporte marítimo en estos últimos años y, en consecuencia, en la actividad general de los puertos.

Pensemos, por ejemplo, en la crisis del Mar Rojo. Los ataques a buques mercantes han obligado a modificar las rutas marítimas que habitualmente utilizan el Canal de Suez. La invasión rusa de Ucrania, es otra de las situaciones que han afectado profundamente a las exportaciones de los dos mayores productores de cereal a nivel mundial.

- Publicidad -

Como es lógico, el Puerto de Málaga ha sufrido estas circunstancias y, por ello, las importaciones de cereales han experimentado grandes oscilaciones a lo largo de 2023. Pese a todo, la gran diversificación en cuanto a tráficos portuarios y fuentes de ingresos en nuestro recinto han permitido compensar las áreas con una actividad más reducida, tales como los contenedores, con otras que han presentado crecimientos importantes, como la importación de vehículos o los cruceros.

El tráfico de pasajeros en los tránsitos regulares o a través de los grandes cruceros convierten al Puerto de Málaga en líder en Andalucía. ¿De qué manera se trabaja en el refuerzo de estas líneas de negocio?

Desde hace unos años, los puertos de Málaga y Cádiz lideran el crecimiento de la actividad crucerista en Andalucía.

En cuanto al año 2023, Málaga volvió a superar 500.000 pasajeros, con una tendencia al crecimiento centrada sobre todo en el turismo premium y de lujo.

En este sentido, el trabajo comercial va encaminado sobre todo a reforzar esa tendencia, así como a potenciar el papel de Málaga como puerto base para rutas tanto en el Mediterráneo occidental como en las islas atlánticas.

Varios puertos andaluces están trabajando para conseguir la integración del su puerto con la ciudad y se fijan en el modelo de Málaga. ¿Cuál ha sido su secreto para conseguir este reto?

Málaga empezó hace muchos años a trabajar en el diseño de la integración del puerto en la ciudad. En aquel momento existía una percepción generalizada de que la valla que separaba los muelles del resto de la ciudad debía ser eliminada en base a un proyecto de amplios consensos.

Y así fue: las negociaciones entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de la capital fueron largas y difíciles, pero el resultado es indudablemente un modelo de éxito.

La cara B de este asunto son las molestias que la actividad portuaria puede causar a los vecinos de Málaga. ¿De qué forma se controla que el ruido normal del puerto no afecte al bienestar de la ciudad?

- Publicidad -

Creo que en este aspecto se ha avanzado muchísimo y las posibles molestias que pudieran generar las actividades portuarias en los vecinos de Málaga son mínimas en la actualidad.

Hay que tener en cuenta que los movimientos de mercancías se realizan en muelles que están más alejados del entorno urbano, quedando los más próximos reservados para el ámbito portuario-ciudadano o para las líneas regulares que solo operan en horario diurno.

Cuando hablamos de puertos hay dos conceptos fundamentales, la sostenibilidad de la mano de combustibles menos contaminantes, y la innovación para conseguir sistemas más eficientes. ¿En qué punto está el Puerto de Málaga en estos dos aspectos?

Los puertos en general y el Puerto de Málaga en particular llevamos años trabajando en diversas alternativas que nos hagan más sostenibles desde una perspectiva medioambiental.

Ya en el año 2019, aprobamos en Málaga la iniciativa Puerto Verde que, desde entonces, ha permitido que la totalidad de la energía consumida en el recinto portuario provenga de fuentes renovables, y un porcentaje significativo de ella es de paneles solares instalados en diversos edificios portuarios.

Paralelamente, se está trabajando en el uso de combustibles menos contaminantes para el tráfico marítimo aunque, como es obvio, en este caso la tarea principal corresponde a las compañías navieras.

En todo caso, el suministro de GNL a buques que utilizan este tipo de combustible está plenamente operativo en nuestro puerto, y son numerosas las operaciones llevadas a cabo hasta la fecha.

Por otro lado, grandes compañías como Maersk o MSC trabajan en alternativas cero emisiones, como el amoniaco o el biometanol. Es de esperar que en lo próximos años veamos grandes avances en este tema.

- Publicidad -

Más noticias

Alberto Cortés (Ginevia): “Corroborar y confirmar que tenemos un producto de calidad”

La idea de crear una ginebra con Stevia es innovadora y única en el mercado. ¿Cómo nace esta idea...

Más noticias