29/05/2024

Begoña Romero: “Emprender siempre es duro y es de valientes”
B

Te puede interesar

Para romper el techo de cristal tenemos que tener a toda una sociedad poniendo de su parte, algo que resulta hoy en día aún complicado

Usted es gerente de una empresa familiar que tiene ya más de medio siglo de vida. Como mujer ¿qué cree que aporta usted a la empresa?

- Publicidad -

Siempre he tenido una voluntad creciente de formar parte de la empresa familiar y poder aportar lo mejor de mí, aún siendo un sector muy masculinizado.

Desde el principio me he enfrentado a duras jornadas laborales, competencia, mucha exigencia y la responsabilidad de obtener resultados positivos.

- Publicidad -

He alentado a la participación y le he dado mucha importancia a la comunicación interpersonal.

Apuesto más por la cooperación que por la competencia interna, fomentando el trabajo en equipo, nunca he visto la delegación como una amenaza.

Aporto un Liderazgo participativo, proyectos, responsabilidad, visibilidad, motivación, resultados, una habilidad enorme para mantener la calma y tomar decisiones en momentos complicados.

Además de gestionar esta empresa ocupa cargos directivos en la Confederación de empresarios de la provincia de Cádiz y preside la Comisión de Trabajo sobre la empresa familiar. ¿Es usted una rara excepción? ¿No hay techo de cristal que se le resista?

El término “Techo de Cristal” es un término reivindicativo en las políticas de igualdad, yo lo defino como las barreras que restringe el progreso profesional de las mujeres dentro de la empresa.

Quizás me consideras una rara excepción por la falta de visibilidad que tenemos las mujeres directivas, pero no lo soy. Para romper el techo de cristal tenemos que tener a toda una sociedad poniendo de su parte, algo que resulta hoy en día aún complicado.

A lo largo de mi vida laboral me he encontrado con todo tipo de personas, desde las que no les interesan tratar con mujeres por sentirse superiores a tener la suerte de coincidir con personas concienciadas con la igualdad y dispuestas a dar las mismas oportunidades a hombres y mujeres para ocupar puestos directivos y esas oportunidades hay que aprovecharlas por supuesto trabajando mucho y demostrando que estamos preparadas para hacerlo bien.

Yo intento no pensar en el techo de cristal; en mi día a día laboral, me caigo muchas veces, pero vuelvo a levantarme, siempre hay que transformar ese contratiempo en un aprendizaje y volver a intentarlo con más ganas y motivación que la primera vez hasta conseguirlo. Nadie dijo que llegar fuera fácil.

Y en todo este camino, ¿a qué cosas ha tenido que renunciar?

- Publicidad -

Las estadísticas dicen que más del 56 % de las mujeres renuncian a su carrera profesional por ser incompatible con la conciliación familiar ya sea cuidar hijos, familiares dependientes, padres, etc…. Yo formo parte del otro porcentaje, del que ha sacrificado más lo personal y familiar que lo profesional. He renunciando a muchas cosas, pero lo que más duele cuando te paras a pensarlo, ha sido dejar de pasar tiempo con mi familia, tiempo que ya no vuelve… no debería ser así.

Todavía queda mucho camino que recorrer para conseguir que esto no pase y poder conciliar mejor la vida personal, familiar y laboral facilitando que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, su formación o incluso el disfrute de su ocio y tiempo libre.

¿Qué piensa de que haya leyes que impongan la paridad en los puestos directivos de las empresas?

Siempre he sido partidaria de reconocer el mérito, las ganas, el trabajo y el talento a cumplir con unas cuotas, pero como hay opiniones de todo tipo, tengo que reconocer que es positivo que existan estas leyes que impongan la paridad en los puestos directivos, porque gracias a ellas muchas mujeres han tenido la oportunidad de acceder a puestos que de otra manera no hubieran ocupado y así demostrar que están preparadas para afrontarlo y hacerlo igual o mejor que si lo ocupara un hombre.

En este periódico contamos decenas de casos de jóvenes emprendedores en Andalucía. ¿Cree que ahora mismo es fácil emprender un proyecto empresarial?

Emprender siempre es duro y es de valientes. Hoy en día hay más ayudas de entidades públicas y privadas que hace unos años; si bien, aunque es importante la ayuda económica considero prioritario tener una buena idea, desarrollar ese proyecto y defenderlo para que crezca y poder vivir de ello. Desgraciadamente el porcentaje de éxito de los proyectos de emprendedores sigue siendo todavía bajo, por ello, el nivel de formación y su experiencia previa son dos factores relevantes que sin duda, aumentan las probabilidades de éxito.

Es mucho mejor intentarlo que quedarse con las ganas.

- Publicidad -

Más noticias

Sergio Baeza-Herrazti (USISA): “La tradición de conservar lo natural”

¿Cómo ha sido la evolución de USISA a lo largo de 50 años de trayectoria? ¿Cómo han logrado combinar...

Más noticias