02/03/2024

Antonio J. Ruiz: “Esta apuesta por la sostenibilidad debe ser una apuesta por la industria, generando industrias de valor añadido asociadas a la sostenibilidad”
A

Te puede interesar

- Publicidad -

Bettergy se consolida como una organización comprometida con el cambio del modelo energético actual. ¿Cuáles son vuestras apuestas? ¿En qué trabaja concretamente esta organización?

Nosotros venimos trabajando desde hace ya mucho tiempo, no somos nuevos en el sector y los pilares sobre los que descansa la estrategia de Bettergy van alineados con la sostenibildiad. Intentamos cambiar el modelo energético, que siempre ha estado basado en combustibles fósiles.

- Publicidad -

Nuestros pilares, por ende, son principalmente tres: la digitalización, la descarbonización y la descentralización del sistema eléctrico y de la economía en general.

Un modelo con el que desarrollamos líneas de negocio en función de la estrategia comentada.

¿Quiénes componen Bettergy?

En línea de esa estrategia, los componentes de Bettergy buscamos unir aspectos que hasta ahora han estado separados, es decir, todo lo que tiene que ver con el ámbito digital unirlo al conocimiento de energías. Generalmente, estamos compuestos por perfiles híbridos con conocimiento del mundo digital y las nuevas tecnologías, con un conocimiento amplio del sector de la energía. Lo que intentamos siempre es desarrollar perfiles de trabajadores que unan esos dos aspectos: el conocimiento del sector energético con el conocimiento del sector de la energía. Todo ello para que nos permitan desarrollar productos y servicios muy adaptados a la realidad de lo que necesitan actualmente nuestros clientes: las empresas.

En este sentido, no queremos hacer cosas especialmente complicadas y que no se entiendan en el mercado, sino que sean aplicaciones concretas que permitan solucionar problemas relacionados con el consumo de energías, la reducción de emisiones de CO2 o aplicaciones que permitan la introducción de nuevas tecnologías para reducir el consumo energético.

¿Avanzamos a buen ritmo en lo que al cambio de modelo energético se refiere? ¿Qué dicen los datos al respecto?

Lo relevante no está pasando en Europa, es decir, Europa tiene una hoja de ruta que tal vez ha sido muy agresiva en cuanto a los tiempos: en 2050 Europa pretende ser neutra en carbono, lo que quiere decir que no consumamos un gramo de CO2 para entonces. Esto ha sido acelerado por decisiones políticas que no están alineadas con las decisiones económicas. Quiero decir, países como Alemania o en el centro de Europa dependen mucho de la industria, es por ello que consumidores industriales que tienen una gran necesidad de gas y otras materias primas que se han visto muy penalizadas, por ejemplo, por la guerra de Ucrania, están sufriendo mucho. Es decir, no podemos pasar de 100 a 0 en un par de años, tiene que ser algo progresivo.

En este sentido, la guerra de Ucrania y las consecuencias relacionadas con el consumo de gas han sido muy perjudiciales para países como Alemania y España, y han hecho mucho daño a la industria intensiva en el consumo de energía. Lo que quiero decir con esto es que estamos tomando decisiones en Europa de forma muy acelerada, que muchas veces no están alineadas con la realidad. Tú puedes tener un plan, pero necesitas conocer los pasos de los que requieres para llegar a ese objetivo. El objetivo está claro: queremos ser neutros en carbono y tener un porcentaje elevado de energías renovables para 2030, pero necesitamos alinearnos con el plan. No hay todavía, como pasa en otras materias, una homogeneidad en cuanto a los países de la Unión Europea.

No obstante, el gran reto que debe tener Europa, España y Andalucía en concreto es generar industria asociada a las nuevas tecnologías y todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad. No tiene sentido que desaprovechemos esta oportunidad, esta apuesta por la sostenibilidad debe ser una apuesta por la industria, generando industrias de valor añadido asociadas a la sostenibilidad, así como una apuesta por aumentar la capacidad de atracción de industrias por competitividad en precios de la energía. Estos son los dos aspectos más relevantes que hay que tener en cuenta.

- Publicidad -

¿Vamos al ritmo adecuado?

Si hablamos de España, los objetivos y el impacto que tenemos a nivel mundial no son tan importantes como en otros países en los que el problema es mucho mayor, porque tienen un crecimiento poblacional que avanza muy rápido y son países que congregan todos los niveles, desde el consumidor residencial que aún usa un hornillo de gas hasta grandes consumidores de carbón o petróleo en países en vías de crecimiento. El problema realmente es un problema de alineamiento a nivel mundial, hay muchísima inversión por parte de los países que están al frente de esta iniciativa, pero la estrategia debe ser global.

¿Qué ventajas le aporta al sector de la energía estar ligado a la tecnología y el análisis de datos?

Es un aspecto diferencial. Centrándome en Andalucía, necesitamos empresas punteras en el sector, que desarrollen tecnología, que hagan algo diferente. Tenemos una oportunidad muy buena, pero no nos podemos quedar en ser “meros instaladores” o elementos secundarios. La tecnología, si hay una apuesta seria a nivel global por las organizaciones públicas y empresariales, y se comienza a tener en cuenta el valor añadido que aportamos, será la punta de lanza en el sector. Un valor añadido que se traduce en el desarrollo de tecnologías diferenciales que permitan crear empleo, es decir, crear empresas que generen cientos o miles de empleos, ese es el valor: la tecnología te permite hacer más con menos recursos. El futuro, tanto del sector energético como de la humanidad, está en la tecnología.

- Publicidad -

Más noticias

Reyes aborda con el subdelegado de Defensa la colaboración en unas jornadas sobre el Ejército y el ciberespacio

El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Paco Reyes, ha mantenido hoy una reunión con el coronel subdelegado...

Más noticias