sábado, enero 28, 2023
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Ángel Díaz: “Las ayudas generalistas que recibimos son completamente insuficientes”

El combustible es el 30 por ciento aproximadamente de nuestros costes, lo que coloca al sector en la peor de las coyunturas posibles

- Publicidad -

Usted es el gerente de una gran empresa andaluza de transporte de viajeros, con lo que seguramente podrá hacernos un balance de cómo se ha desarrollado este verano en cuanto al desplazamiento de viajeros por Andalucía.

El gran motor del transporte de viajeros en Andalucía, como para muchos sectores andaluces, es el turismo. Ha sido un buen año en cuanto a número de viajeros, excepto en las Áreas Metropolitanas de grandes ciudades como Sevilla, donde la recuperación está aún muy lejos a pesar de los buenos datos del Sector Turístico.

Ahora empieza también otro momento importante que es cuando se ponen en marcha las rutas de transporte para escolares en todas las ciudades y pueblos andaluces. ¿Cómo se presenta este nuevo curso?

El incremento del precio de los combustibles, la falta de conductores en el sector y la convocatoria de nuevos concursos generan una gran incertidumbre, poniendo en grave riesgo la viabilidad de las pequeñas empresas familiares que son, en su mayoría, las empresas presentes en el sector de transporte escolar.

Su sector es uno de los más afectados por la subida de los carburantes. ¿Cómo lo están afrontando? Y ¿Qué soluciones proponen en este sentido?

Después de las restricciones vigentes durante la pandemia que limitaban la movilidad de los ciudadanos y que, como no podía ser de otra forma, afectó y sigue afectando (no hemos recuperado aún el nivel de ocupación pre-pandemia) a nuestra actividad, nos hemos visto muy afectados por el incremento exponencial del precio de los combustibles, ya sea gasoil, GNC o electricidad, dependiendo de la propulsión del vehículo, ya que aprovecho para recordar el compromiso de las Empresas de Transporte de Viajeros con el medio ambiente.

“En las áreas metropolitanas de las grandes ciudades la recuperación está aún por llegar a pesar de los buenos datos del turismo”

El combustible es el 30 por ciento aproximadamente de nuestros costes, lo que coloca al sector en la peor de las coyunturas posibles.

En cuanto a la solución, nosotros proponemos unas ayudas específicas al sector para la compra de combustibles que hagan que podamos prestar el Servicio Público en las condiciones anteriores a la subida de precios, ya que las ayudas generalistas que recibimos son completamente insuficientes.

Por otra parte, ya hay muchos ayuntamientos que están tomando medidas de rebaja de costes para los usuarios para fomentar el uso del transporte público. ¿Le parecen medidas adecuadas y suficientes?

Estas medidas recién comienzan por lo que necesitamos tiempo para hacer una valoración de las mismas, pero es evidente, que en algunos corredores vamos a competir con el ferrocarril, que va a transportar a los viajeros que cumplan los requisitos solicitados de manera gratuita, lo que ahondará en nuestro problema. Todo el mundo podrá comprender rápidamente que es imposible competir, si tu competencia da gratuidad a sus viajeros, todo ello financiado por un ente externo.

La empresa Casal tienen un compromiso claro con el medio ambiente y la reducción de emisiones de gases efecto invernadero y de hecho ha inscrito su huella de carbono el registro del Ministerio para la Transición ecológica. ¿Cómo lo están llevando a cabo?

La primera fase es la medición de nuestra huella de carbono y su posterior registro por el Ministerio para la Transición Ecológica. La segunda fase es la toma de medidas para la reducción de nuestras emisiones y la tercera y última fase es la compensación de las emisiones por el desarrollo de nuestra actividad.

De manera adicional contamos con la Norma ISO 14064/1:2012 en cuanto al tratamiento y reducción de nuestra Huella de Carbono.

- Publicidad -spot_img

Últimas noticias