04/03/2024

Andalucía registra hasta junio un 79% más de instalaciones de autoconsumo activas en la red de distribución de Endesa respecto a las que había hasta 2022
<

Te puede interesar

La filial de Redes de Endesa, e-distribución, va a gestionar en los seis primeros meses del año tantas activaciones de contratos de autoconsumo como en todo 2022 y tres veces más que en el año 2021. Estas cifras anticipan que este año se batirán de nuevo todos los récords en el avance de esta tecnología en España, siendo Andalucía una de las regiones más activas.

- Publicidad -

El ejercicio 2022 Endesa lo cerró en España con 115.000 instalaciones activas, el 42% en Andalucía es decir 48.600.

En España de las 184.584 instalaciones de autoconsumo activas a cierre de mayo en la red de distribución de Endesa, el 45% se ubicaban en Andalucía (83.850), con una potencia instalada de 1,2 GW y muestran un crecimiento continuo en los tres últimos años y los datos de junio mantienen la tendencia de crecimiento.

- Publicidad -

El avance es tal que solo en el mes de febrero en España, se registró una actividad sin precedentes, Endesa activó casi tantos autoconsumos como en todo 2021: 22.505. El contexto de altos precios de la electricidad derivados del estallido de la guerra de Ucrania, unido a las ayudas y facilidades para el desarrollo del autoconsumo ha facilitado su avance con crecimientos que han obligado a todos los agentes a adaptarse al fuerte incremento de las solicitudes.

Las distribuidoras están directamente implicadas en el acceso y conexión a la red, un procedimiento regulado y en el que operan siguiendo el principio de neutralidad, gestionando los procesos de la misma forma para todos los agentes sin ningún tipo de discriminación.

Del total de autoconsumos gestionados por e-distribución, cerca del 99% son autoconsumos con excedentes, que vierten la energía que les sobra a la red y el 1% restante son autoconsumos sin excedentes. Por titularidad, la inmensa mayoría son autoconsumos individuales (184.293), frente a 291 autoconsumos colectivos, aunque las solicitudes en este último grupo están creciendo de forma muy importante en los últimos meses.

Por áreas, Andalucía y Cataluña concentran el 86% de los autoconsumos activos en el área de e-distribución y el 76% de la potencia instalada. Canarias y Aragón presentan los mayores incrementos respecto a 2021, con aumentos superiores al 400%, y Baleares una de las ratios más altas, con una instalación de autoconsumo por cada 108 habitantes.

Las redes de distribución eléctrica están inmersas en un proceso de transformación y modernización para desarrollar su nuevo papel como facilitadoras de la transición energética y hacer realidad esos objetivos, ya que son las que van a favorecer tanto el desarrollo del autoconsumo como la integración de las renovables y el despliegue del coche eléctrico. Por ello, Endesa sitúa el desarrollo de las redes entre sus prioridades estratégicas, con una inversión de 2.600 millones en el periodo 2023-2025. Tres cuartas partes de esa cantidad se van a destinar digitalizar la red y a aumentar su calidad y resiliencia y el resto a facilitar el incremento de las instalaciones de generación distribuida.

“La evolución de las cifras del autoconsumo en España demuestra que se han dado pasos muy importantes para que los consumidores puedan convertirse en protagonistas de la transición energética, pero tenemos que ir más allá, simplificar los procedimientos para que ese proceso sea cada día más fácil y más rápido”, señala José Manuel Revuelta, director general de Redes de Endesa.

Mejoras en el procedimiento regulado

La tramitación del autoconsumo es un proceso regulado en el que intervienen varios agentes y que puede resultar complejo para los consumidores, una complejidad que puede retrasar las activaciones, especialmente en la modalidad del autoconsumo colectivo.

Aunque el incremento de los autoconsumos activos demuestra que las empresas del sector han hecho grandes esfuerzos para responder a la explosión de la demanda, desde Endesa se apuesta por trabajar en dos direcciones. Primero, introducir medidas por parte del regulador que permitan simplificar y agilizar los procedimientos; y, segundo, mejorar la comunicación con los clientes y agentes que actúan en el proceso, para acompañarlos y facilitarles la tramitación y así ayudar a cumplir con los objetivos de desarrollo del autoconsumo en España.

- Publicidad -

Más noticias

La empresa Malagueña Fortris, entre las compañías europeas de mayor crecimiento por segundo año consecutivo

El ranking FT 1000 se basa en la tasa compuesta de crecimiento anual (CAGR) de los ingresos durante el...

Más noticias