22/02/2024

A por Ferrovial…
<

Te puede interesar

Estamos en un país donde las empresas deben pedir perdón por ganar dinero y donde se penaliza el hecho de ser una gran empresa.

- Publicidad -

Primero fueron las eléctricas, con un impuesto sobre las ventas, y no sobre el beneficio, que claramente no se adapta a la reglamentación europea.

Después fue el turno de las entidades financieras, con un impuesto discriminatorio y confiscatorio, que distorsiona claramente la competencia en el marco de la eurozona. Como bien explicó el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, durante su intervención en el III Observatorio de las Finanzas, «El impuesto no me lo han puesto a mí, sino a los 600.000 accionistas, incluida la Obra Social de La Caixa». No olvidemos que una parte de los accionistas de CaixaBank son trabajadores y pequeños ahorradores, que invierten en acciones, planes de pensiones o fondos de inversión.

- Publicidad -

Ahora le toca a Ferrovial. Esta empresa ha tomado la decisión de cambiar su sede social de España a los Países Bajos, por una serie de motivos que explicaremos a continuación. A causa de esta legítima decisión se ha calificado a Rafael del Pino de codicioso, de querer esquivar el impuesto a las grandes fortunas, de poco comprometido con España e incluso se ha llegado a cuestionar su patriotismo. Pero quizás uno de los ataques más desafortunados ha sido el de cierta ministra, que ha acusado al empresario de aprovecharse de las ayudas públicas cuando las cosas van mal y marcharse a un paraíso fiscal para no pagar impuestos cuando las cosas van bien.

Este tipo de declaraciones, que denotan un claro desconocimiento de la situación empresarial, financiera y fiscal tanto de Ferrovial como de su presidente, solo contribuyen a generar inestabilidad y falta de confianza para cualquier inversor que pudiera pensar en invertir en España ¿Es lógico que una ministra se refiera a los Países Bajos como paraíso fiscal? ¿Resulta razonable que un gobierno ponga trabas al libre movimiento de una empresa dentro de la UE? No creo que a la UE le haya gustado mucho la reacción del gobierno.

Estas declaraciones tan pobres, vehementes y poco fundamentadas, contrastan con las explicaciones ofrecidas por Francisco Polo, Director de Comunicación de la compañía, que ha demostrado ser un profesional de los pies a la cabeza. De manera magistral, educada y sosegada, sin responder a las descalificaciones recibidas de parte del ejecutivo, Polo ha sabido adaptar sus explicaciones al nivel del público profano en la materia, para dejar muy claro el mensaje de la compañía: Ferrovial no cambia de domicilio social para dejar de pagar impuestos en España, ni porque considere que España carece de seguridad jurídica, sino por motivos que tienen que ver con el acceso a la financiación en los mercados, de cara a garantizar el crecimiento de la compañía y la generación de valor y empleo futuro. No tengo dudas de que Polo, que ha actuado con la prudencia e inteligencia que se le presupone a un DIRCOM que representa a una gran compañía, se habrá guardado para sí mucho de lo que piensa acerca de la situación y de los ataques infundados que la empresa y su presidente están recibiendo.

¿Por qué cambia de domicilio realmente Ferrovial? Una compañía constructora de este tamaño, con un valor en bolsa de más de 20.000 millones de €, que factura unos 7.500 millones y con unos 24.000 empleados, es extremadamente intensiva en consumo de capital. Pensemos, por poner un ejemplo, que Ferrovial ganó en septiembre de 2022 una obra, como es la de la ampliación del metro de Toronto, valorada en más de 7.700 millones de €. Para crecer en un sector que maneja estas cifras y para alcanzar una determinada dimensión, resulta fundamental acceder a mercados financieros ágiles y líquidos. Del Pino, y la Junta general de accionistas si no se pronuncia en contra en su reunión del próximo 13 de abril, han decidido legítimamente buscar financiación en Wall Street. Cotizar en Wall Street a la vez que en España podría resultar complejo y sobre todo gravoso en determinadas circunstancias. Iberclear, filial de Bolsas Mercados Españoles (BME), encargada de la compensación y liquidación de valores, no mantiene acuerdo con el Depositary Trust & Clearing Corporation (DTCC), que es la entidad que liquida y custodia los millones de transacciones diarias que tienen lugar en Wall Street. Sin embargo, Euronext sí permite cerrar las posiciones diarias de las compañías que operan de manera simultánea en Ámsterdam y New York, mediante un único depositario. Operar con un único depositario desde Ámsterdam supone un coste sensiblemente inferior a tener que hacer uso de dos depositarios, si se hubiera decidido seguir operando desde Madrid. Por lo tanto, el cambio de domicilio esta más que justificado y responde a un interés legítimo por generar valor a los accionistas de la compañía.

Hay quien piensa, que este movimiento responde a un interés codicioso de Rafael del Pino por tributar menos. La familia del Pino controla ya el 20,44% de Ferrovial a través de la sociedad patrimonial Rijn Capital, que está domiciliada y tributa en Ámsterdam desde 2008. Si el objetivo de este movimiento hubiera sido tributar menos como persona física, del Pino se habría decantado por trasladar su residencia particular a Países Bajos, y no la de la compañía. Por lo tanto, Rafael del Pino seguirá tributando por los 5,23 millones de euros anuales que percibió en el último ejercicio como consejero ejecutivo de la compañía y no eludirá tampoco el impuesto solidario a las grandes fortunas.

Atendiendo a estas explicaciones, parecería más lógico e inteligente dedicar esfuerzos y recursos a propiciar un posible acuerdo entre Iberclear y DTCC, que permitiera a otras empresas españolas acceder al mercado de capitales neoyorquino, y dejar de lado la obsesión por criminalizar y atacar a las grandes empresas, por el hecho de ganar dinero, generar valor y crear empleo.

- Publicidad -

Más noticias

Creemos firmemente en emprender en nuestro país

Payblock nace de la iniciativa emprendedora de dos estudiantes de análisis económico que ya se había aventurado varias veces...

Más noticias